Se levanta «Ley Seca», ¿Cuántos más infectados?

21 de mayo de 2020

EL GOBERNADOR de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, tomó la decisión de levantar la “ley Seca”, la cual, había imperado por aproximadamente 40 días en nuestro estado, las razones que esgrime el gobernador sinaloense es que, ante el buen comportamiento de los ciudadanos durante la celebración del Día de las Madres y también gracias a la “estabilización de la curva de contagios por COVID-19” a partir de este 19 de mayo, los que gusten podrán comprar sus bebidas alcohólicas en cualquier negocio autorizado.

No creo coincidir en esta ocasión con el gobernador de Sinaloa, sé de su buena fe y voluntad, es cierto, Culiacán, hace unos días pasó el pico de contagios y es posible que se empiece a notar una estabilización dentro de la pandemia y hay información de que, el nuevo hospital General de Culiacán dentro de unos días más abrirá sus puertas.

Este hospital hay que recordar que fue entregado a mandos militares y es hora de que todavía no inicia actividades, que supuestamente debieron empezar desde la primera semana de mayo.

Ya el INSABI envió 641 miembros del personal de salud y de la SEDENA, para activar este hospital el cual ya cuenta (¿Hasta ahorita?) con la autorización para la compra de 10 ventiladores.

ES CIERTO, el gobierno de Sinaloa, ha realizado un gran esfuerzo, enorme y agotador para que la ciudadanía mantenga la sana distancia para hacer conciencia y que estas permanezcan en sus hogares el mayor tiempo posible, pero, para mala suerte y desgracia de nosotros, siempre existen los irresponsables, importamadristas y a los que les vale “guango” las disposiciones oficiales y que hacen su vida en forma normal, visitando gente, no usando cubrebocas, no guardando la sana distancia y aparte, son los que andan en las calles estúpidamente sin tener nada que hacer.

POR DESGRACIA vivimos en un estado donde todavía impera el machismo, la violencia intrafamiliar y lo peor de todo es, cuando ésta se mezcla con drogas, entonces, ni siquiera podemos imaginar cómo viven estas mujeres, obvio ¡aterrorizadas!, por un lado, el miedo al contagio y por el otro, recibir golpes al mismo tiempo y créanme el alcohol será si duda alguna, parte importante en la violencia familiar.

LA MUESTRA la dan miles de sinaloneses todos los días, allí está el ejemplo de su irresponsabilidad al realizar enormes filas, sin ningún protocolo de sana distancia, sin cubrebocas, saludando y platicando mientras compraban su pastel y sus pizzas, ¿El resultado?, entre el 14 y 15 de mayo, se disparó los contagios positivos al COVID-19 con más de 97 personas infectadas, lo que daría en teoría más de 800 contagiados ¿Eso queremos?Entonces, sí ya se puede comprar cerveza, la lógica, el mínimo razonamiento es que, las personas se van a relajar, la cuarentena les va a valer un cacahuate, el distanciamiento social desaparecerá ¿o acaso han visto a un borracho tomar solo?, por lo regular, se juntan bolitas de personas a platicar y a jalar los “chirrines”, vuelvo a preguntar ¿Eso queremos?

EL GOBERNADOR hace un llamado a la población a no relajarse y asumir un compromiso de comportamiento, con mucha responsabilidad para evitar aglomeraciones, quizá también una de las razones que tuvo el gobernador para levantar la “Ley Seca”, fue, el desmesurado precio que alcanzó la venta de cerveza en el mercado negro, llegando a cotizarse una sola cerveza en 45 pesos, un six en 300 y la charola hasta en mil pesos. Hay que reconocer que la “Ley Seca” solo sirvió para que vivales hicieran el negocio del año. Sin embargo, el gobernador fue claro y contundente advirtiendo de que, si la tendencia empieza dispararse, de inmediato tomará medidas más difíciles, más duras.

Ojalá y a la gente que le gusta tomar, les caiga el veinte, el tostón, el peso completo y se pongan las pilas, está pandemia no ha pasado, ni siquiera hemos llegado a la “inmunidad de rebaño” para esto, nos falta mucho y sobre todo responsabilidad, los contagios siguen en aumento, los llantos y el dolor de perder a familiares se siguen dando, las funerarias ya no se la acaban con tanta defunción ¿Y todavía no aprendemos?

Y TERMINO esta colaboración con un texto resumido de una persona que escribió en Facebook sobre el tema y que me llamó la atención por su coloquial interpretación, “somos el estado ejemplo en contagios, y –dice-que se cuide el que se tenga que cuidar y que se muera el que se tenga que morir” y termina diciendo “y uno mismo a cuidar la sana distancia, si alguien no la respeta y se acerca, meterle un patadón en los hue…” y da una idea para acelerar el contagio “que todos salgamos a la calle y los médicos que se vayan a sus casas a descansar» ¿Cómo la ven? y dice, «al paso que vamos, el encierro lo vamos a tener hasta el 2022, mientras que los rupestres, agarren la onda”.


Continuar leyendo

Estás escuchando:

Background