En el día de la mujer ¡no hay nada que festejar!

9 de marzo de 2020

El solo hecho, de mencionar el nombre del mandamás de Mazatlán, Luis Guillermo Benítez, o mejor dicho el Químico Benítez, como lo conocen cariñosamente la raza, en las colonias del puerto y quienes ven en él a un buen presidente municipal, provoca, dolor de estómago, pero, cuando se menciona que en la más reciente encuesta de CAUDAE ESTRATEGIAS, salió con una calificación del 60.8, que, lo coloca como uno de los mejores cuatro alcaldes en nuestro país, pues, no solo provoca dolor de estómago, sino diarrea crónica o “seguidillas” como se dice coloquialmente.

Esta encuesta realizada entre 55 alcaldes del territorio nacional en donde se calificó la honestidad, capacidad e integridad, pues, los mazatlecos no opinaron mal del alcalde, reconocieron en él a un hombre preocupado y ocupado por Mazatlán.

Y es que, hay una realidad, a pesar de los deseos perversos de algunos de que le vaya mal, el alcalde ni suda ni se abochorna, y sin mucho ruido, está logrando un trabajo extraordinario en el puerto, lo que le empieza a ser reconocido por propios y extraños, allí lo demuestra la encuesta de la casa CAUDAE ESTRATEGIAS, que ya mencionamos.

PODRAN DECIR MISA, pero, el alcalde porteño está dando muchos resultados en Mazatlán, hoy, tenemos un puerto que se ve y se siente diferente, la avenida Rafael Buelna, el mercado Pino Suárez, su preocupación por reordenar el comercio informal y por dar resultados, la próxima inauguración de un teleférico que dará otro atractivo más al puerto, su terquedad por traer inversión y empleos a los mazatlecos, su afán de inaugurar una obra diaria en el puerto, esto, quiérase o no, le están dando resultados y él, lo sabe, y si, a eso le sumamos el apoyo del gobernador Quirino Ordaz, pues, es otro rollo.

Un Químico, que no anda con dobles discursos, le gusta decir al pan, pan y al vino, vino, dice las cosas como son, aunque duelan, quizá polémicos en algunos momentos, pero, siempre preocupado por dejar los mejores resultados a sus electores, poblados como El Recodo, el Guásimal, Tecomate entre otros que durante años estuvieron cercas de Dios y muy lejos del gobierno, hoy, empiezan a ser tomados en cuenta, ahora sí, como debe ser, el Químico Benítez, les lleva obra y más obra.

No hay que perderlo de vista, el Químico no está solo, tiene el respaldo del que grita más fuerte en Palacio Nacional. Al tiempo.

NO HAY NADA QUE FESTEJAR

Este 08 de marzo, se considera como el Día Internacional de la Mujer, sin embargo, desde mi punto de vista, no hay nada que festejar, la mujer sigue siendo pisoteada, denigrada, una gran parte de ellas, sigue ganando un 30% menos que los hombres, con en el mismo puesto y en igualdad de responsabilidades.

Hoy la mujer, sigue siendo víctima de violencia, de trata, de explotación, de vejación, disminuida ante el micromachismo (así le llaman hoy) que impera en los hogares, donde a veces, el hombre “condescendiente” le ayuda en algunas tareas, cuando la obligación es de ambos.

Esta fecha, fue institucionalizada por le ONU en 1975 y la primera conmemoración se realizó el 19 de marzo de 1911 en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza, hay que recordar que el incendio de la fábrica de camisas Triangle Wait Co. fue indiscutiblemente el empuje para reconocer el trabajo valeroso de las mujeres, allí, murieron 129 de ellas y 17 varones, dejando heridas a 70 féminas, una fábrica donde la explotación de la mujer era evidente, aunque en honor a la verdad, la misma explotación se sigue dando en la actualidad.

TOTAL APOYO A LAS MUJERES, creo, que todos debemos apoyar a las mujeres en su lucha de exigir igualdad de condiciones, pero, sobre todo, seguridad a su persona, en mayor castigo a tanto loco criminal que abusa de ellas. En lo que nunca estaré de acuerdo, es, en los actos vandálicos que grupos de “feminazis” realizan, dando al traste a un movimiento que debe ser apoyado por todos, pero, lo peor, es que, se infiltren intereses políticos. Así no se vale, mucho menos, cuando se exija libertad para abortar cuantas veces lo amerite. 


Estás escuchando:

Background