Los gobernadores solos; sin el apoyo de ALITO

21 de enero de 2020

Es natural y hasta cierto punto lógico, que, quién tomé la decisión política en los estados gobernados por el PRI, será sin duda alguna los gobernadores emanados de ese partido y no como se estilaba en tiempos pasados donde la decisión provenía de Los Pinos, vía CEN priista.

Y es obvio que así será, el PRI y sus militantes, prácticamente se encuentran en la orfandad política, su “dirigente” nacional Alejandro Moreno, ex gobernador de Campeche, que llegó a esa responsabilidad gracias a un proselitismo político que vendió a sus militantes la idea de que el PRI bajo su mando, sería una súper mega ultra cabrona oposición al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, pero, como dice un dicho, “más rápido cae un hablador que un cojo”, el famoso ALITO como los avestruces, escondió la cabeza y ni pío dice.

Y como no, con la pesada carpeta de investigación que inició la Fiscalía General de la República (FGR) contra el dirigente priista, por presunto enriquecimiento ilícito durante su gobierno en ese estado del sur de país, según consta versiones periodísticas de septiembre del año pasado.

El PRI, se defendió, rechazando la veracidad de las acusaciones, sin embargo, el 22 de julio, el ex gobernador de Oaxaca, Ulises Ruíz, quien fuera también aspirante a la dirigencia nacional de este partido, presentó ante la Fiscalía denuncia contra este político priista, para que se indague la compra de casas, terrenos adquiridos (según nota periodística) entre 2012 y 2015 las cuales no fueron reportadas en su declaración 3 de 3, según https://politica.expansion.mx/mexico/2019/09/22/la-fgr-investiga-a-alito-por-presunto-enriquecimiento-ilicito

Y mientras son peras o manzanas, el PRI está solo, su dirigente nacional está más perdido que un jocoque, no tiene, ni se le ve rasgos de liderazgo y difícilmente pudiese oponerse a la decisión que tome cada uno de sus gobernadores tricolores, por varias razones, para empezar, porque lo mandaría a freír espárragos, y la segunda y más importante es que el PRI tendrá serias dificultades económicas difícil de sortear para sufragar las campañas políticas que habrá en el 2021, entonces quienes se aventaran la batuta de las campañas y el resultado de las mismas, serán absoluta responsabilidad de los gobernadores, por esa razón de peso, el PRI nacional no meterá las mano y menos con un dirigente nacional que ha escondido la cabeza y que en ningún medio de comunicación se la ha visto alzar la voz contra alguna de las políticas públicas del actual gobierno.

Al contrario, columnas de opinión de medios nacionales, indican que Alito se está convirtiendo prácticamente en el más morenista de los morenistas, se lleva bien con ellos y busca acercamientos, ¿Será que en su calenturienta mente exista la idea de formar quizá una alianza PRI- Morena con vista para el proceso del 2021?, difícil su caso, Morena jamás cometería la torpeza de hacerle caso, así como lo tiene arrodillado y con los ojos llorosos no ocupa más.

En Sinaloa será Quirino y solo él

Acá en nuestro estado, el gobernador Quirino Ordaz Coppel, será quien tomé la decisión final, y ya advirtió en buen español a los acelerados y calenturientos aspirantes que trabajan bajo su mando, que se dejen de fregaderas y que, si no les gusta su orden, pues que bajen la cortina del changarro y se vayan con sus chivas a otra parte.

Muchos de ellos ya preparan maletas, saben que tarde que temprano llegará la guillotina desde el tercer piso y ni tiempo de sacar el cepillo de dientes tendrán. Ya, hay ejemplos.

Quirino Ordaz, no se apasiona ni compra pleitos ajenos, él se encuentra haciendo lo que más le gusta: trabajar y no pierde el tiempo con calenturas de acelerados, despacito muy despacito moldea a su delfín y lo dará a conocer cuando sea el tiempo, tomando la mejor decisión junto con su partido, con la cabeza fría y sin titubeo alguno. Al tiempo.


Continuar leyendo

Estás escuchando:

Background