Los lastres priistas para Chuy Valdez

16 de enero de 2020

Jesús Valdez Palazuelos, el dirigente priista, a quien conocen en las colonias populares como “Chuy” Valdez, ha puesto corazón, talento, ganas y mucha, pero, mucha creatividad para que, con la “bicoca” que recibe de recursos oficiales vía prerrogativas, trata de realizar un trabajo más que digno al frente del priismo a pesar de que lo trae a pan y agua.

Ante ello, “Chuy” Valdez realiza constantes giras por el estado, logrando tener una comunicación más directa con la militancia priista, más efectiva, a pesar de su difícil condición económica, a los militantes los ha convocado y los ha regresado al activismo.

Por desgracia, para él, el futuro político del PRI es por demás incierto, pinta a traiciones, a exigencias que difícilmente la dirigencia tricolor pudiese cumplir, pinta a oportunistas que con sus chantajes y extorsiones querrán posiciones cómodas que les faciliten su llegada al presupuesto vía plurinominal, esto huele y pinta a incertidumbre.

Los lastres de Chuy

Fuentes confiables indican que lo único que ofrecen a los ciudadanos y a la militancia priista es el discurso y hablar del productivo gobierno de Quirino Ordaz Coppel, sin embargo, esto no vende mucho, con ser ministro “de saliva” no se gana nada. Se ocupan recursos económicos urgentes y el gobernador de Sinaloa al parecer no está dispuesto a otorgar un solo apoyo “bajo el agua” en forma ilícita pues, tal, como lo hacían gobiernos anteriores. Por desgracia, para el priismo les tocó no solo una época de vacas flacas al perder el poder político en México, sino, también les tocó un gobernador más duro que un “guayacán” que se ha comprometido con la transparencia y la honestidad. Así, que, por allí, no hay de piña.

Pero otra cosa más, en el PRI, existen herencias que dejaron gobernadores de más de 30 años que no aportan nada, y que lo único que hacen es pasear, tomar café, hacer la “chorcha” e ir de una oficina a otra caminando por el vetusto edificio priista con su fantasmal presencia, y como dice un compadre “hasta las pinchis sillas tienen el molde de sus nalgas y creo que hasta el nombre tienen grabado” y como no, son muchos años de vivir del presupuesto y al parecer estos burócratas no piensan dejar ese hueso que les ha dado para vivir cómodamente.

Es obvio, que “Chuy” Valdez, no puede decirles “adiós”, despedirlos, sacarles sus chivas del PRI y tirarlas a la calle Madero a estos burócratas priistas, por dos razones, la primera porque no podría pagarles la suculenta liquidación que pelearían y a la cual, tendrían derecho, la otra, es, porque sí los corre, ¿Qué haría el gobernador con estas vacas “sagradas” fuera del PRI?, seguramente, lo buscarían para tratar de reacomodarse en el gobierno de Sinaloa, y créanme, no creo que el gobernador esté dispuesto a recibirlos.

Estos fantasmas que se han convertido en verdaderos y lastimosos lastres económicos para el PRI, no aportan nada, absolutamente nada, ellos se quedaron en el pasado, solo viven de recuerdos. Ojalá y el dirigente priista tomará la decisión de quitarlos y meter gente que valga la pena, que aporte, que tengan ganas y vitalidad.

De todos es conocido que “Chuy” Valdez, tiene ganas y no lo oculta, y ya lo dijo recio y quedito, en relación a la pregunta de qué si fue él, el creador de las mantas sobre el “¡Anímate Chuy!”, dijo que no, pero que él, animado está, es obvio, que no oculta su interés en busca de la candidatura al gobierno estatal, pero, con el peso de estos fósiles priistas complican su proyecto político.

Jesús Valdez, tiene con qué.


Estás escuchando:

Background