Llega Quirino a su tercer año de gobierno

20 de noviembre de 2019

El patasala de Quirino Ordaz Coppel, llega a su tercer año como responsable del gobierno de Sinaloa, nadie puede poner en duda que su forma de trabajar es diferente y digamos “muy castrosa” por decirlo jocosamente, ya que, le encanta caer de sorpresa a funcionarios o a obras en construcción, -se dice a veces, llega a supervisar una obra y sí constata que no hay gente trabajando,  rápidamente toma su teléfono más  rápido que inmediatamente y le habla al secretario o director responsable de esos trabajos y le pregunta el por qué no hay gente trabajando, y le contestan, que para empezar son las casi las 7 de la tarde y los trabajadores sale a las 6, entonces el gobernador le pregunta, palabras más, palabras menos  ¿Y por qué no pones otro turno, me interesa ver ya concluida la obra?

Es decir, tenemos un gobernador muy productivo, la obra de infraestructura se ve por doquier, además en los diferentes sondeos de opinión de las casas encuestadores por lo regular el gobernador sinaloense, siempre sale entre los primeros tres gobernantes que tienen una mejor imagen, que son transparentes y productivos.

Quirino Ordaz, sabe trabajar, su sencillez que le caracteriza le abona mucho para comunicarse con la sociedad, si por alguna razón no tiene actividad que hacer y anda en familia, lo mismo se puede aparecer en misa, en algún restaurante o en algún parque o quizá simplemente disfrute de un hot dogs en Costco donde la gente al ubicarlo lo saluda y se toma las ya acostumbradas selfies, eso sí, no descuida sus redes sociales, en especial el twitter donde contesta puntualmente a las personas que lo contactan.

Quirino llega a su tercer informe y con un gran posicionamiento político; su fuerza y poder de convocatoria es tal, que seguramente, tendrá mano en su partido para decidir quién será el abanderado priista al gobierno estatal y en sus candidaturas. No hay que olvidar, que varios analistas opinan que quizá apoye a final de cuentas una gran alianza ciudadana donde el candidato al gobierno pudiese no ser necesariamente surgido del PRI.

El PAS el partido más transparente

Si algo ha caracterizado al Partido Sinaloense que lidera Héctor Melesio Cuén Ojeda, es su trabajo constante a favor de las familias sinaloenses, sin embargo, hace unos días, el INE reconoció en este partido local, como un instituto político transparente y responsable en la rendición de cuentas en el uso de sus prerrogativas.

En la aplicación de los dineros públicos ejercidos por ese partido en el 2018, el INE señaló que el PAS es el partido más transparente en el país, además de que no fueron objetos de ninguna amonestación pública dice el líder Héctor Melesio Cuén Ojeda, además señala que la sociedad está exigiendo que los dineros públicos vía prerrogativas, sean manejados con la mayor transparencia y responsabilidad.

Hay que aclarar que el Instituto Nacional Electoral, aplicó multas por el orden de los 586 millones de pesos a los partidos políticos con registro en el país, de los cuales, el Partido Sinaloense, recibió una multa de tan solo mil 612 pesos “lo que, es motivo de satisfacción para el PAS” dice orgulloso el líder político.

En otro tema, Cuén Ojeda, dice que durante el informe anual del magistrado Felipe Fuentes Barrera, presidente de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, hizo énfasis en una resolución que tuvo la Sala Superior del TFE, en torno a los indígenas de nuestro país, en donde se detalla una sentencia en contra del H. Congreso de Sinaloa por omisión legislativa al no cumplirse con el artículo segundo de la Constitución Política de nuestro país. El contenido de este artículo detalla que las comunidades indígenas tengan un representate ante los cabildos de sus comunidades, el líder pasista aclara que fue el Partido Sinaloense quien interpuso esta acción inconstitucional, además de que la iniciativa en mención fue propuesta de este partido local para tomar en cuenta a estas comunidades sinaloenses.

Print Friendly, PDF & Email

Continuar leyendo

Estás escuchando:

Background