Héctor Manuel Estrella Guerrero y el viejo Diario de Sinaloa

28 de noviembre de 2019

Muchas las vivencias y los recuerdos que nos dejó el viejo Diario de Sinaloa por cuya redacción vimos pasar innumerables y buenos amigos periodistas, en los inicios de nuestra  actividad en el mundo de la información.

Unos vivos y otros que ya no están con nosotros.

Habíamos llegado cuando el Diario era dirigido por Ernesto Zenteno Carreón, personaje histórico del periodismo sinaloense, que ya había estado a cargo de  otros importantes medios de su tiempo.

Ahí coincidimos con buenas plumas y artistas de la lente como José Ángel Sánchez, Miguel Ángel González Córdova, Leopoldo Avilés, Guillermo Bañuelos, Sandra Ochoa, Marisa Pineda, Marisela Leal, Margot Leal, Laura González, Rosa María Ríos, Elizabeth Jacobo, Adrián García Grimaldo, Juan Raúl Estrella y muchos otros que aún nos acompañan.

Se nos adelantaron en el camino otros grandes amigos como Guillermo Aguilar, Heriberto Millán, Ventura Aguilar, Enrique Alonso Aguirre (nuestro apreciado Chino), Juan Carlos Castro, Federico Zazueta, entre otros y orgullosamente compartimos páginas con plumas como la de Jorge Medina León

En los ochenta nos estremecimos con la muerte del amigo fotógrafo Félix Uzeta  en un accidente automovilístico y la tragedia se repetía años después con el fallecimiento del amigo Roberto Ceballos Armenta, también en otro accidente.

Este martes los recuerdos se agolparon de nuevo en nuestra mente, al enterarnos  del fallecimiento del amigo Héctor Manuel Estrella Guerrero, con quien compartimos muchas de nuestras experiencias en el mundo del periodismo.

Oriundo de El Fuerte, Sinaloa, Héctor Estrella, al igual que sus hermanos Juan Raúl e Ismael, dedicó su vida al periodismo y lo hizo desde muchas trincheras.

Trabajó en otros periódicos sinaloenses y ocupó la corresponsalía en Sinaloa de varios medios nacionales.

Fue un excelente deportista y el arbitraje en el futbol fue otra de sus pasiones.

A mediados de los ochenta Héctor Manuel Estrella enfrentó graves problemas de salud en hechos que nos preocuparon y conmovieron por la forma en que se registraron.

Estrella acudió al norte del estado a cubrir periodísticamente el hallazgo de unos restos de mamut y ahí se contagió de una bacteria que lo postró en cama durante varias semanas.

Los médicos no  encontraban el origen de su padecimiento y menos su cura, hasta que el propio Héctor y su familia les explicaron lo que había ocurrido en su cobertura periodística.

De Héctor Estrella vamos a recordar también su disposición para ayudar a los jóvenes que se iniciaban en el mundo del periodismo. En El Diario y muy cerca de Estrella conocimos a varios jóvenes que se dedicarían al periodismo, como Ventura Aguilar, Javier Ramírez y a los cuates Marco y Óscar Ojeda, entre otros.

Hace pocos meses y en ocasión de la muerte del colega Juan Manuel Pineda Camarillo observamos que formamos parte de una generación de periodistas que empieza desaparecer a la manera del cumplimiento inexorable de un destino.

La muerte de Héctor Estrella nos conmueve y entristece, pero nos recuerda que ese camino tarde que temprano habremos de recorrerlo todos.

Por lo pronto nuestro abrazo solidario para su esposa e hijas y para sus hermanos. Así están las cosas…

Print Friendly, PDF & Email

Estás escuchando:

Background