No se metan con mi familia: Estrada Ferreiro

16 de agosto de 2019

Al actual presidente municipal de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro, es un buen abogado al que conozco desde hace muchos años, aclaro, no somos amigos, sin embargo, sé de su fecundo trabajo a favor de la sociedad, él siempre se sostuvo en la línea de la ecuanimidad como un crítico acérrimo de las abusonas autoridades, de las injusticias, de la corrupción, de todo.

Él y yo nos conocemos, tenemos diferentes conceptos de la política, diferente visión, sin embargo, hemos tenido algunos encuentros-charlas políticas muy productivas, al menos para un servidor, el señor Estrada Ferreiro cuantas veces pudo y tuvo ganas acudió a mi programa de radio Los inTOCABLES de Juacer que transmito desde hace más de 20 años y siempre fue y será bien recibido. Sin embargo, desde que tomó protesta como alcalde le perdí la huella, de hecho, el teléfono solo lo ha contestado una sola vez desde que tomó esa importante responsabilidad, de allí para acá, su celular está mudo para un servidor.

Créanme que jamás le he solicitado nada; absolutamente nada, ni lo haré, pero, espero volver a reencontrarme con él cuando deje el cargo y vuelva a la realidad ¿A qué viene todo esto?, bueno, siempre he estado alejado un poco de las opiniones en torno a su gobierno, pero sí coincido con algunos compañeros de medios de comunicación que ven un gran problema de comunicación entre su gobierno, los medios y la sociedad.

Estrada es un tipo honesto, jamás dejado, quizá no nació para político, él dice las cosas tal cual son, no las dora y quizá eso sea bueno, sin embargo, aunque su administración esté dando resultados, a final de cuentas la sociedad se queda con un saldo negativo.

Es obvio que no coincido con su forma de gobernar, pero en lo que sí coincido plenamente, es en el respeto absoluto a la familia, la cual es sagrada aquí y en China, por allí un abusón publicó en redes sociales un video donde aparece una hija de Estrada Ferreiro, la cual, por cierto, fue víctima de una campaña atroz sin pudor, sin miramientos, mentes enfermas tratando de golpear al padre, agreden a la hija y eso amigos lectores ¡No se vale!

“No tengo calificativo, que lo califique la gente, yo no, es inmoral todo esto, y ocuparnos de ello, también… ¿Qué quieren que haga?, si hay una denuncia dirán que es una represión, si hay una crítica que soy muy sensible, tengo la piel muy delgada», dijo Jesús Estrada y ¿Saben qué? Coincido totalmente.

El Harakiri priista; Ivonne Ortega: comparsa

Desde hace mucho tiempo, se han esparcido denuncias del maquiavelismo priista, de la compra de votos, de la coacción, de la cargada, de la soberbia y de muchos adjetivos más que se suman a la mala imagen del ex partidazo, del ex invencible, sin embargo, la señora Ivonne Ortega, quien fuera candidata al a dirigencia priista se queja de que le hicieron trampa, que los gobernadores del tricolor “llegaron a acuerdos” y se cargaron hacia Alejandro Moreno Cárdenas, dando línea a sus partidos en los estados.

Quizá fue así, pero, yo me pregunto ¿Acaso la ex gobernadora de Yucatán no sabía a qué se enfrentaba?, es lógico que ella participó como comparsa hacía la candidatura de Moreno Cárdenas, ella debe saber que cuando la eligieron por mandato divino como candidata al gobierno por su estado, ¿Acaso no estaban los dados cargados?, seguramente allí hubo todo tipo de mapachadas priístas y se quedó callada, es obvio que le convenía.

Algunos analistas han esparcido el rumor de que Ivonne Ortega, no solo tiene un pie fuera del PRI, sino que este pie, está ya en las puertas de Redes Sociales Progresistas, daremos tiempo al tiempo, por eso quizá, le salió “la dignidad” y ha afirmado que hubo todo tipo de irregularidades en la elección interna priista y que podría denunciar esto a las autoridades electorales, ¿Hasta dónde llevará su berrinche político?, quizá, hasta que el PRI tenga todo el lodo del mundo encima y ella, como buena víctima; renunciar al PRI e irse a buscar mejores horizontes políticos.

Ya veremos.

Print Friendly, PDF & Email

Estás escuchando:

Background