No pasarán I

13 de julio de 2019

En las goteras de Culiacán, un grupo de precaristas invaden terrenos y el propietario se vale de gente armada para desalojarlos, por fortuna la policía llega y… se suma al desalojo y las amenazas; en diferentes partes de la ciudad, aparecen grandes anuncios denunciando la inacción de las autoridades frente al asesinato de un joven, cuyo victimario tiene relación cercana con alta funcionaria de justicia; están por iniciar las lluvias y, en rigor, no se ha hecho nada nuevo para prevenir las inundaciones que desde el 2013 asolan a la capital sinaloense.

Por fortuna, todos los horrores del pasado han quedado atrás, gracias a una nueva organización política (MORENA) que el año anterior arrasó en las elecciones, convirtiéndose en una nueva mayoría legislativa, integrada por una nueva clase de diputados quienes, frente a la tremenda situación de Culiacán –extensiva a todo Sinaloa-, sin titubear decidieron que lo que en verdad se ocupa en Sinaloa, es que en la UAS los estudiantes puedan elegir democráticamente a sus autoridades.

Estoy siendo mordaz. Digo, por si me llegase a leer uno de ellos.

Antes de cualquier otra cosa, aclaremos paradas por la siempre agradecible vía de una anécdota simpática; en una de sus primeras películas, Woody Allen dirige una banda de delincuentes y tiene una idea brillante para asaltar un banco: presentarse en la institución simulando ser un equipo de cine que filma una película; por desgracia, el día del golpe, al mismo tiempo y con mismas idea e intenciones, se presenta otro grupo criminal, por lo que deben someterse a una votación a mano alzada entre los clientes, para que decidan qué grupo los asalte. Woody Allen pierde la elección, aunque eso no es lo importante, sino subrayar la similitud con la situación actual de la 4T, donde sus panegiristas, cada vez con mayor frecuencia y rapidez, para justificarse se salen por peteneras con el último recurso de “pues prefiero que ahora me jodan otros”; o una lista de todo lo que hizo el prian (¿?); o “al PRI lo aguantaron 80 años”… en fin. Pues yo no, y punto y a lo que sigue.

Por si no están enterados, dos diputados que asistieron a la elección del sindicato de administrativos de la UAS (sí: sindicato. Sí: administrativos.), por lo que dicen haber visto determinaron que la UAS requiere de democracia en todos sus órdenes, con especial énfasis en lo referente a que sus estudiantes elijan rector, director de escuela, maestros?Planes de estudios? Digo, va para esos fifís que todavía insisten en ver a las universidades como espacios de formación profesional.

Pinches ingenieros! Cómo si tuviera mucha ciencia hacer hoyos en el suelo o caminos.

De nueva cuenta a la universidad pública se le amenaza, de nueva cuenta la agresión proviene del gobierno y quizá la única novedad es que dicho gobierno se ostenta de izquierda, según él. Al diablo con eso, ya estuvo bueno y es momento de plantarle cara a un discurso y una praxis propios de fascistas: el presupuesto a cultura –llevado por gobiernos anteriores a un nivel simbólico- se redujo 50% extra; el ejercicio de las actividades científicas e intelectuales se ha vuelto sospechoso; se toma como sagrada toda expresión (por más descabellada que sea) de un líder que sin sonrojos, sostiene un discurso basado en su mayoría por falsedades y una mescolanza donde igual caben cristianismo, dogmas populacheros, embustes históricos, etc. además de la condena a que se expone todo aquel que no comparta hasta la última coma de sus afirmaciones, condena a la que se une gozosa una chusma –si: chusma.-, a la que ya le falta poco para escalar a las agresiones físicas contra cualquiera que se atreva a expresar una duda razonable, o una inconformidad a la que todo ciudadano tiene derecho. Hoy, el gobierno actual hace apología de la ignorancia y de la agresión, no extraña entonces que dos diputados de MORENA, Pedro Villegas Lobo y Beatriz Adriana Zárate Valenzuela, con sin igual frescura determinan que a toda la UAS se le debe imponer la democracia estilo mano alzada, porque no les gustó como se llevaron a cabo las elecciones en uno de sus sindicatos, es decir diagnóstico y remedio para una institución de educación superior, sin tan siquiera mencionar conceptos como perfil del egresado, pertinencia de las carreras actuales, características y necesidades regionales, demanda del mercado laboral, etc. Para qué, dirán ellos, si los universitarios no están para andar opinando sobre los altos asuntos del gobierno, aunque les atañen, sino para someterse a los dictados arbitrarios de diputados como ellos dos, que consideran mucho más importante para una universidad el beneplácito de las secretarias, los barrenderos, etc. en detrimento de maestros, investigadores… No tengo la menor duda de que sí se trata de un ataque al espíritu de la Universidad, no digamos la autonomía, en la misma medida que se trata, antes que nada, de una agresión flagrante y grosera al sentido común, por un grupo de malos ciudadanos que nunca debieron ser representantes populares.

Por hoy el espacio se agotó, así que en la próxima espero concluir, pero de una vez les digo a esos dos diputados y coro que guste acompañarlos: no pasarán.


Continue reading

XHMSA

102.9 FM

Current track

Title

Artist

Background