No pasar√°n I

13 de julio de 2019

En las goteras de Culiac√°n, un grupo de precaristas invaden terrenos y el propietario se vale de gente armada para desalojarlos, por fortuna la polic√≠a llega y‚Ķ se suma al desalojo y las amenazas; en diferentes partes de la ciudad, aparecen grandes anuncios denunciando la inacci√≥n de las autoridades frente al asesinato de un joven, cuyo victimario tiene relaci√≥n cercana con alta funcionaria de justicia; est√°n por iniciar las lluvias y, en rigor, no se ha hecho nada nuevo para prevenir las inundaciones que desde el 2013 asolan a la capital sinaloense.

Por fortuna, todos los horrores del pasado han quedado atr√°s, gracias a una nueva organizaci√≥n pol√≠tica (MORENA) que el a√Īo anterior arras√≥ en las elecciones, convirti√©ndose en una nueva mayor√≠a legislativa, integrada por una nueva clase de diputados quienes, frente a la tremenda situaci√≥n de Culiac√°n ‚Äďextensiva a todo Sinaloa-, sin titubear decidieron que lo que en verdad se ocupa en Sinaloa, es que en la UAS los estudiantes puedan elegir democr√°ticamente a sus autoridades.

Estoy siendo mordaz. Digo, por si me llegase a leer uno de ellos.

Antes de cualquier otra cosa, aclaremos paradas por la siempre agradecible v√≠a de una an√©cdota simp√°tica; en una de sus primeras pel√≠culas, Woody Allen dirige una banda de delincuentes y tiene una idea brillante para asaltar un banco: presentarse en la instituci√≥n simulando ser un equipo de cine que filma una pel√≠cula; por desgracia, el d√≠a del golpe, al mismo tiempo y con mismas idea e intenciones, se presenta otro grupo criminal, por lo que deben someterse a una votaci√≥n a mano alzada entre los clientes, para que decidan qu√© grupo los asalte. Woody Allen pierde la elecci√≥n, aunque eso no es lo importante, sino subrayar la similitud con la situaci√≥n actual de la 4T, donde sus panegiristas, cada vez con mayor frecuencia y rapidez, para justificarse se salen por peteneras con el √ļltimo recurso de ‚Äúpues prefiero que ahora me jodan otros‚ÄĚ; o una lista de todo lo que hizo el prian (¬Ņ?); o ‚Äúal PRI lo aguantaron 80 a√Īos‚Ä̂Ķ en fin. Pues yo no, y punto y a lo que sigue.

Por si no est√°n enterados, dos diputados que asistieron a la elecci√≥n del sindicato de administrativos de la UAS (s√≠: sindicato. S√≠: administrativos.), por lo que dicen haber visto determinaron que la UAS requiere de democracia en todos sus √≥rdenes, con especial √©nfasis en lo referente a que sus estudiantes elijan rector, director de escuela, maestros?Planes de estudios? Digo, va para esos fif√≠s que todav√≠a insisten en ver a las universidades como espacios de formaci√≥n profesional.

Pinches ingenieros! C√≥mo si tuviera mucha ciencia hacer hoyos en el suelo o caminos.

De nueva cuenta a la universidad p√ļblica se le amenaza, de nueva cuenta la agresi√≥n proviene del gobierno y quiz√° la √ļnica novedad es que dicho gobierno se ostenta de izquierda, seg√ļn √©l. Al diablo con eso, ya estuvo bueno y es momento de plantarle cara a un discurso y una praxis propios de fascistas: el presupuesto a cultura ‚Äďllevado por gobiernos anteriores a un nivel simb√≥lico- se redujo 50% extra; el ejercicio de las actividades cient√≠ficas e intelectuales se ha vuelto sospechoso; se toma como sagrada toda expresi√≥n (por m√°s descabellada que sea) de un l√≠der que sin sonrojos, sostiene un discurso basado en su mayor√≠a por falsedades y una mescolanza donde igual caben cristianismo, dogmas populacheros, embustes hist√≥ricos, etc. adem√°s de la condena a que se expone todo aquel que no comparta hasta la √ļltima coma de sus afirmaciones, condena a la que se une gozosa una chusma ‚Äďsi: chusma.-, a la que ya le falta poco para escalar a las agresiones f√≠sicas contra cualquiera que se atreva a expresar una duda razonable, o una inconformidad a la que todo ciudadano tiene derecho. Hoy, el gobierno actual hace apolog√≠a de la ignorancia y de la agresi√≥n, no extra√Īa entonces que dos diputados de MORENA, Pedro Villegas Lobo y Beatriz Adriana Z√°rate Valenzuela, con sin igual frescura determinan que a toda la UAS se le debe imponer la democracia estilo mano alzada, porque no les gust√≥ como se llevaron a cabo las elecciones en uno de sus sindicatos, es decir diagn√≥stico y remedio para una instituci√≥n de educaci√≥n superior, sin tan siquiera mencionar conceptos como perfil del egresado, pertinencia de las carreras actuales, caracter√≠sticas y necesidades regionales, demanda del mercado laboral, etc. Para qu√©, dir√°n ellos, si los universitarios no est√°n para andar opinando sobre los altos asuntos del gobierno, aunque les ata√Īen, sino para someterse a los dictados arbitrarios de diputados como ellos dos, que consideran mucho m√°s importante para una universidad el benepl√°cito de las secretarias, los barrenderos, etc. en detrimento de maestros, investigadores… No tengo la menor duda de que s√≠ se trata de un ataque al esp√≠ritu de la Universidad, no digamos la autonom√≠a, en la misma medida que se trata, antes que nada, de una agresi√≥n flagrante y grosera al sentido com√ļn, por un grupo de malos ciudadanos que nunca debieron ser representantes populares.

Por hoy el espacio se agot√≥, as√≠ que en la pr√≥xima espero concluir, pero de una vez les digo a esos dos diputados y coro que guste acompa√Īarlos: no pasar√°n.


Continuar leyendo

Artículo siguiente

Interranchonal


Est√°s escuchando:

Background