Tenía que ser mujer

1 de marzo de 2019

‚ĶY del PAS, quien detuviera la histeria colectiva que crec√≠a como bola de nieve en Culiac√°n, fruto de una campa√Īa a todas luces orquestada desde diversos frentes, para generar ingobernabilidad o no s√© qu√©, pero la acci√≥n concertada fue evidente por el uso simultaneo a trav√©s de varias plataformas, de noticias reales pero distorsionadas, como el meme de narcomantas que en realidad aparecieron en Sonora, o el video sobre un intento de robo domiciliario que resulta ser Canc√ļn y, claro, lo de levantones a muchachas que logr√≥ viralizarse por un hecho real -seg√ļn parece-, ocurrido en las cercan√≠as de instalaciones de la UAS, que fue deformado para hacerlo aparecer como un atentado a la instituci√≥n (esto √ļltimo es hip√≥tesis m√≠a).

A trav√©s de un posicionamiento, la diputada pasista, Ang√©lica D√≠az, aplaudi√≥ las acciones que han llevado a cabo las autoridades de la UAS en coordinaci√≥n con la Secretar√≠a de Seguridad P√ļblica para hacerle frente a la inquietud de estudiantes. En este sentido, expuso, tanto el rector Juan Eulogio Guerra como el Secretario de Seguridad, Crist√≥bal Casta√Īeda, sostuvieron un encuentro con alumnos y padres para confirmar en voz de los propios alumnos sobre estos rumores. Y no se pudo corroborar, resalt√≥, la informaci√≥n que circula respecto de los supuestos ‚Äúlevantones‚ÄĚ.

Sin embargo, la diputada del PAS mostr√≥ seriedad y responsabilidad ante el fen√≥meno, y en lugar de adaptarse a los nuevos tiempos y aprovechar para echarle la culpa a alguno de sus enemigos personales o pol√≠ticos, opt√≥ por poner en su justa medida los distintos niveles de responsabilidad social que corresponden a cada qui√©n, afirmando que ‚Äúante esta situaci√≥n hago un llamado a todas las mujeres de Sinaloa a que tomen las medidas y precauciones necesarias, as√≠ como para que de presentarse alg√ļn caso pongan la correspondiente denuncia‚ÄĚ, remarc√≥.

También realizó un exhorto a las distintas instituciones vinculadas a este tema, a tomar medidas para salvaguardar los derechos de las mujeres sinaloenses.

‚ÄúNo podemos vivir en especulaciones; que se denuncie ante las autoridades competentes cualquier intento de agresi√≥n para que quede el antecedente y, sobre todo, que se act√ļe.

O lo que es lo mismo: si queremos que los dem√°s cumplan con sus obligaciones, debemos iniciar por cumplir con las nuestras.

Es de reconocer la prudencia y el buen juicio de la diputada D√≠az, en un momento de gran crispaci√≥n social, donde el rasgo distintivo de autoridades y liderazgos es mostrarse rebasados y sin respuestas a las problem√°ticas de la poblaci√≥n, mientras se enfrascan en pleitos entre ellos obteniendo como logro alimentar la decepci√≥n popular, contribuyendo a enrarecer la vida p√ļblica y acrecentando las condiciones para alcanzar el c√≠rculo vicioso de la histeria y la sicosis social. A esos llamados, a esas posturas, debemos sumarnos los sinaloenses para frenar a quienes piensan es posible sacar beneficios de la anarqu√≠a y el caos.


Continuar leyendo

Est√°s escuchando

Programa

Colaborador

Background