Mesa de diálogo: Movimiento estudiantil del 68.

27 de septiembre de 2018

A unos días de conmemorarse el 50 aniversario del Movimiento Estudiantil de 1968, se llevó a cabo en la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) la mesa redonda “Diálogos del 68”, en la que participaron Jorge Fausto Medina Viedas, exrector de la Casa Rosalina; Joel Ortega Juárez, activista político de izquierda y miembro del Consejo Nacional de Huelga del Movimiento, así como Rito Terán Olguín, representante de una generación de lucha de la defensa del carácter público de la educación superior en México.

Teniendo como escenario el emblemático Auditorio Ruperto L. Paliza del Edificio Central de la UAS y ante un nutrido público, el Rector, doctor Juan Eulogio Guerra Liera dio la bienvenida a los participantes y resaltó la importancia de realizar este tipo de jornadas, en donde las nuevas generaciones tengan la oportunidad de conocer testimonios tan importantes como los de estos personajes que vivieron de cerca el acontecimiento.

Los expositores fueron narrando su sentir sobre este hecho que marcó nuestro país hace ya casi cinco décadas, enfatizando que es hora de olvidar el aspecto triste de este hito histórico y mantener vivo el de denuncia.

Jorge Medina Viedas destacó que todo este movimiento nacional permeó la vida de los estudiantes y lideres de la Universidad Autónoma de Sinaloa, hecho que permitió el cambio de pensamientos de libertad para ser una institución mejor y todo siempre bajo el respaldo del entonces rector, Don Rodolfo Monjaraz Buelna.

Indicó que las nuevas generaciones hoy deben tomar de ejemplo todos estos ricos ideales de libertad que marcaron a un país entero, encaminando a transformaciones reales que sean en beneficio general y sobre todo de avance para un mejor desarrollo.

En su intervención, Joel Ortega Juárez, uno de los cabezas visibles del movimiento estudiantil y autor del libro Adiós al 68,aseguró que, a 50 años del hecho, México debe cerrar el círculo de lo sucedido, a pesar de que quedan cosas pendientes.

El activista y catedrático enfatizó que una de esas deudas es la inclusión del sindicalismo mexicano en la lucha que comenzaron los jóvenes de hace cinco décadas, relatando que ellos no pudieron lograrlo, ya que al llegar al Sindicato Minero fueron recibidos a balazos.

Puntualizó que lemas como el acabar con la explotación y la opresión, con el paso de los años fueron perdiendo color, por lo que tuvieron que actuar y enjuiciar a actores claves como el expresidente Luis Echeverría, hechos que marcaron batallas ganadas para el movimiento.

Por su parte Rito Terán Olguín fue enfático en señalar que el Movimiento Estudiantil del 68 fue el desarrollo de grandes ideales, en donde los universitarios de Sinaloa también pusieron su granito de arena para que el cambio se diera, hecho que después influyó en la transformación de esta Casa de Estudios, marcando su historia misma.

Invitó a las nuevas generaciones de estudiantes de la Universidad Autónoma de Sinaloa a que vivan esos ideales del mencionado movimiento, en donde lo central fue una revolución de libertad y de gran alegría, donde pese a la represión, la lucha de la juventud nunca fue vencida.

Luego de la mesa redonda, el Rector Guerra Liera junto con los expositores develó una placa conmemorativa de los 50 años del Movimiento del 68, como un reconocimiento a todos aquellos estudiantes que entregaron su vida para lograr dichos ideales de libertad.

(Información de la DCS)

Print Friendly, PDF & Email

Estás escuchando:

Background