Agenda política

22 de febrero de 2018

= Encontronazo entre INE y Tribunal Federal

= El conteo rápido, no tan rápido, la causa

= En el Congreso el tema de la fetidez en la ciudad

 

En tratándose de cualquier tipo de elección, la autoridad electoral dispone de tres modelos para adelantar resultados con alta probabilidad de certeza, el mismo día de la jornada comicial:

= Encuestas de salida.

= Conteo rápido

Y:

= Programa de Resultados Electorales Preliminares.

Los tres métodos, en competencia con los tiempos, anticipan el posible resultado, que no es el definitivo. El oficial, de hecho, se da hasta el día del cómputo y bueno, ni así. Tiene que ser ratificado, en su momento, por el órgano electoral local y más tarde por el tribunal correspondiente.

Usted, seguramente identifica con facilidad las diferencias entre uno y otro procedimiento; pero, por si no, aquí se lo recordamos:

Encuesta de salida, es aquella que se basa en la respuesta de los ciudadanos, justo al salir de su sección electoral, al personal de las empresas contratadas especialmente para el efecto. Al elector se le pide, de favor, votar en una boleta alternativa, tal y como lo hizo recientemente. Ese voto se deposita en una casilla que el encuestador carga sobre sus espaldas y que se contabilizará una hora antes del cierre de la jornada electoral. Las encuestas de salida habitualmente arrojan resultados a las 6 de la tarde; pero solo pueden darlos a conocer, con autorización expresa de la autoridad electoral. ¿Grado de confiabilidad? Certero, con una aclaración: solo pueden pronunciarse por un ganador, si las diferencias son claras. Digamos arriba de los 6 puntos porcentuales entre el presunto ganador y el presunto ocupante del segundo lugar. Las empresas especializadas suelen coincidir con el triunfador, aunque existen, normalmente, diferencias marcadas en cuanto a los porcentajes de votación.

Conteo rápido – ojo porque el tema es materia de un gran debate entre el Instituto Nacional Electoral y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación – es la suma, hasta ahora, de las actas de un determinado número de casillas estratégicamente ubicadas, bajo altos criterios de probabilidad estadística. El número de casillas varía, según el tipo de elección, entre un 5 y un 10 por ciento del total. El método opera desde los comicios presidenciales del 2000 y el resultado lo da a conocer la máxima autoridad, a eso de las 11 de la noche. Se considera un resultado irreversible, cuando el piso del ocupante del primer lugar es superior, por un par de puntos porcentuales, al techo del candidato en la segunda posición. ¿Cómo es esto posible? Solo los especialistas más calificados pueden explicarlo; pero no cabe duda que el resultado es prácticamente idéntico al del cómputo oficial.

Y programa de Resultados Electorales Preliminares, es computarizar, una a una, las actas de las secciones electorales en la medida que los funcionarios de casilla comparecen personalmente ante la sede física de un comité municipal o un comité distrital electoral. Los números son procesados por la mesa de recepción y los datos aparecen de inmediato en las pantallas especialmente instaladas para ello. El PREP, cierto, solo marca tendencias; pero es, a juicio de Agenda Política, el modelo más confiable puesto que sus cifras son reales, no estimaciones, ni mucho menos proyecciones estadísticas. Normalmente, el Programa de Resultados Electorales Preliminares inicia con la captura de la primera casilla y cierra 24 horas después, casi siempre con más del 80 por ciento del total. Cierto, solo tendencias; pero usualmente irreversibles.

Los tres métodos, con una adecuada reglamentación, se complementan entre sí y funcionan en su momento. Las encuestas de salida, por ejemplo, ya son obsoletas a la hora del conteo rápido y este modelo es desplazado, después de la media noche, por el Programa de Resultados Electorales Preliminares.

Y siempre, o casi siempre, coinciden en el resultado final.

En cuanto a las encuestas de salida, es oportuna una puntualización: las empresas que las aplican tienen hasta cuatro resultados durante el desarrollo de la jornada electoral: a las 11 horas, a las 14, a las 16 y a las 18. Sus resultados, sin embargo, solo se hacen del conocimiento de la presidencia de la República, de la autoridad electoral y de los partidos políticos o sus candidatos, además de aquellas entidades que hayan solicitado servicios de esta naturaleza. Eso les permite a los partidos medir como van en la elección y apresurarse a tomar medidas emergentes de última hora, no previstas por la ley; pero que se ejecutan de cualquier modo. Obvio: aquí en México se vale todavía de todo.

Y bien, toda esta cátedra – modestia aparte – viene a cuento ante la última disposición del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación en el sentido de que el llamado conteo rápido no se realice sobre actas de escrutinio (firmadas por funcionarios de casilla y representantes de todos los partidos políticos) sino sobre votos constantes y sonantes, lo que implica la apertura de los paquetes electorales previamente seleccionados. Una medida como esta aplazaría un dictamen preliminar – aunque posiblemente definitivo – hasta la media noche o quizás hasta las primeras horas del lunes 02 de julio venidero.

Todavía no se conoce si tal determinación prohibiría la divulgación de las encuestas de salida y como impactaría en la evolución del Programa de Resultados Electorales Preliminares; pero lo que provocó ya es un tremendo choque de trenes entre el Instituto Nacional Electoral y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, bajo el supuesto de que una incertidumbre de esta magnitud puede llevar a México a una seria crisis política y financiera, la noche del primero de julio, particularmente en los tipos de cambio de la moneda nacional ante las principales divisas del mundo entero.

Cierto, a lo mejor es buena la intención del Tribunal, que pretende dar seguridad y certeza en el resultado anticipado; pero la verdad de las cosas es que se trata de un verdadero caldo de cultivo para el sospechosismo. Fue en 1988 cuando a Manuel Bartlet – hoy admirador de Andrés Manuel López Obrador – se le cayó el sistema como secretario de Gobernación y hasta la fecha no se ha olvidado ese obscuro capítulo de la política mexicana.

Aquí está la discusión y los criterios de las dos partes en pugna. Ninguna cede un ápice en sus argumentos; pero tarde que temprano tendrán que llegar a un acuerdo definitivo.

Supongo, al menos.

=0=

Por otro lado.

El tema de la fetidez, de la que se impregna nuestra ciudad especialmente en horas de la tarde, llegó ya al Congreso del Estado.

En efecto, diputados de las diferentes fracciones representadas en el Poder Legislativo, emplazaron a las autoridades ambientales a indagar cual es la fuente de los malos olores y proceder en consecuencia de inmediato.

En tribuna, para el efecto, el diputado del PRI, Víctor Godoy; Soyla Gaxiola, del PAS; Merary Villegas, de MORENA y Crescenciano Espiricueta, de Nueva Alianza.

Hermosas las tardes de Culiacán, muy cierto; pero ¿con esos aromas?

Caramba.

=0=

CORTOS.- En efecto, no será un todólogo en cosas de pescados y camarones; pero, cuando menos, la actitud de Sergio Torres Félix contrasta con la indiferencia, apatía e “importamadrismo” mostrada desde el primer momento y hasta el final por su antecesor. Sergio anda el “cien” por todo Sinaloa con la tarea que le encomendó el gobernador Quirino Ordaz Coppel y ayer, para no ir muy lejos, sostuvo una interesante encuentro con la crema y nada del sector pesquero, ni más ni menos que en el parque “Alfredo V. Bonfil” del puerto de Mazatlán. Cuando se le echa ganas a un asunto, las cosas son diferentes. Como me las ponga usted. ¿No?…ANOTELO.- El Instituto Electoral del Estado de Sinaloa, que preside Karla Gabriela Peraza, ratificó acuerdos de la última sesión, relacionados con la aplicación del Programa de Resultados Electorales Preliminares en las dos elecciones locales. Esto quiere decir que, independientemente de los avances del PREP en el comicio federal, aquí conoceremos tendencias interesantes a eso de las 9 de la noche. Enhorabuena…OJO.- Aunque sin confirmación oficial, parece definitivo: Rubén Félix Hays será el candidato de la coalición PRI-PANAL-PVEM para diputado federal por el segundo distrito electoral, con cabecera en la ciudad de Los Mochis. Félix Hays desplaza a Marco Antonio Osuna, a quien se le buscará una salida decorosa. Ni hablar: un malovista por otro malovista. Asi están las cosas. A Marco Osuna le queda una salida: el chantaje, cínico y desvergonzado. Siempre funciona y ahora no es la excepción. Digo…ORALE.- Avance del 45 por ciento en la entrega de fichas para la inscripción de alumnos de nuevo ingreso a las escuelas preparatorias de la Universidad Autónoma de Sinaloa. Suman ya casi 13 mil estudiantes los que han solicitado la matrícula correspondiente, lo que habla de la comunión de nuestra máxima casa de estudios con la juventud de nuestra entidad. Así de facil…COLOFON.- Y por hoy hasta aquí. Nos vamos ya, con nuestros deseos de siempre: que Dios los bendiga.

Print Friendly, PDF & Email

Continuar leyendo

Artículo siguiente

Agenda política


Artículo anterior

Agenda política


Estás escuchando:

Background