Quirino a todo vapor

28 de noviembre de 2017

Una leyenda sobre el nacimiento de la primera locomotora de vapor, cuenta que durante su demostración, la gente al verla afirmaba que no podrían moverla, no era admisible que algo tan pesado pudiera ser movido por agua caliente, pero al comenzar a funcionar con sus ruidos majestuosos, su lento moverse y el constante aumento en su velocidad, hizo que la gente comenzará a gritar ¡no la podrán parar!

Podemos estar de Acuerdo o no, puede ser de nuestro agrado o no, pero es obligado reconocer que Quirino Ordaz Coppel est√° construyendo una narrativa propia, muy diferente, por cierto, a lo que est√°bamos acostumbrados.

Desde que result√≥ electo, fue claro en la ruta que seguir√≠a con respecto a los excesos de la administraci√≥n anterior. En ese sentido no podemos reclamarle nada: ‚Äúse actuar√° en estricto apego a la legalidad, no vamos a hacer aspavientos para luego desembocar en un fracaso por no armar bien los casos, tomar√° el tiempo que se deba tomar‚ÄĚ. No le cre√≠mos, pero √©l se sostuvo. Luego vinieron los primeros casos de funcionarios. No nos gustaron y de nuevo Quirino se mostr√≥ firme en su postura. Despu√©s inhabilitaron a Sevilla y a Villarreal y lo declaramos insuficiente. El gobernador no se dobl√≥.

Ahora ya no nos preguntamos si actuará o no, sino hasta dónde va a llegar.

Las dudas, pues, se han ido aclarando para quienes no quisimos aceptar que se nos estaba hablando con la verdad, así que quien diga que no entiende el actuar del gobernador, remítase a sus dichos.

Ahí está la carta de navegación, cuestión de tomar como ciertos los datos que contiene.

Me cuento entre los que, desde el inicio del actual gobierno, sosten√≠amos que ‚Äúno se le entend√≠a‚ÄĚ, admito que la expresi√≥n no era la correcta, debimos decir ‚Äúno le creemos‚ÄĚ, que es muy distinto. El punto entonces es ¬Ņvamos a creerle a este gobierno o no? C√≥mo va a ser nuestra relaci√≥n ‚Äďcomo ciudadanos- con √©ste gobierno. La pregunta no es cosa menor, pues las acciones que se est√°n cumpliendo son trascendentes para la actualidad y para el futuro.

Recuerdo una an√©cdota de Leo Zuckerman, sobre un viaje en taxi por la CDMX, donde el chofer no paraba de despotricar contra toda ‚Äúesa bola de pol√≠ticos rateros, sinverg√ľenzas, que son iguales todos‚ÄĚ, a lo que Leo lo interpela diciendo que no todos son iguales; el chofer de inmediato le revira ‚Äú¬Ņconoce usted a alguno?‚ÄĚ; Leo le responde: s√≠, conozco por lo menos a uno que ha ocupado buenos cargos y no los ha usado para beneficiarse. ‚ÄúPues qu√© pendejo el tipo‚ÄĚ, concluy√≥ el taxista.

Si en ese plan le vamos a seguir, no es este gobierno el que va a fracasar, somos nosotros los fracasados, somos nosotros los que no tenemos lucha.


Continuar leyendo

Artículo anterior

Lo peor est√° por venir


Artículo siguiente

Tianguis turístico y tortugas


Est√°s escuchando:

Background