Un México sin veneno

1 de noviembre de 2017

Los días de la marihuana como droga ilegal están contados, de todas partes surge información no nueva -muy vieja-, que de forma perversa se mantuvo oculta durante décadas, sobre el ingrediente activo de la yerba, el THC, cuyos efectos benéficos para la salud humana superan con mucho, los efectos negativos que el consumo de cualquier sustancia provoca.

No son pocos los especialistas que hablan de la marihuana como la base de una nueva medicina, la ven como la droga de la felicidad, otros la muestran como la droga de la inteligencia y la creatividad, no faltan quienes llevan su entusiasmo hasta el punto de afirmar que pudiera ser la fuente de la eterna juventud, dados sus prometedores efectos terapéuticos contra el cáncer, Alzheimer, ansiedad, anorexia, obesidad, epilepsia, esquizofrenia, glaucoma, hipertensión y una larga lista que cada día crece con nuevos descubrimientos.

Para los que trabajamos en medios de comunicaci√≥n, es bien conocida la postura general de que abordar temas como la legalizaci√≥n, su uso m√©dico, el consumo recreativo responsable, etc. implica fomentar su consumo, es decir se le niega al p√ļblico su derecho a estar informado y a tomar sus propias decisiones, en lo que viene a ser una verdadera satanizaci√≥n del conocimiento.

Vamos a olvidarnos de los efectos (el narco, la violencia) y v√°monos con seriedad a las causas ¬ŅPor qu√© prohibir la mariguana? ¬ŅPorque hace da√Īo a la salud? ¬°Vale! Se las doy porque debo hacerlo para sustentar una idea maravillosa que he tenido: un mundo sin veneno. Debemos prohibirlo por lo mismo que a la marihuana: hace da√Īo a la salud. S√≠, todas las formas de venenos producidas por el hombre le hacen da√Īo a su salud, si usted no me cree, √©chese un buche de raticida para que vea c√≥mo le va.

√Āndele, an√≠mese.

¬ŅConoce usted algo m√°s efectivo que el gis chino para matar cucarachas? Pues viera qu√© peligroso es para la salud humana, se lo digo en serio, si un ni√Īo se come uno no la pl√°tica, se debe prohibir tambi√©n. Luego est√°n los aerosoles para mantener a raya a las moscas, esos sprays no contienen otra cosa que ponzo√Īa pura, digo, matan a las moscas en el aire‚Ķ ¬°el mismo que respiramos! Qu√© cosas estaremos inhalando, m√°s vale prohibirlos tambi√©n para asegurar nuestra salud, junto con los horrorosos raidolitos que acaban con los mosquitos a la vez que nosotros tambi√©n introducimos sus emanaciones a nuestros pulmones. Qu√© miedo.

No me negar√°n que la idea no es mala ¬Ņo ser√° nada m√°s bonita? Total, las ratas s√≥lo nos transmiten rabia, peste, √°ntrax, sarna, mientras las cucarachas nos traen tuberculosis, gastroenteritis, gangrena, sin olvidar mencionar toda la purulenta variedad de pat√≥genos que las moscas depositan sobre nuestros alimentos y, por supuesto, en el conteo no pueden faltar el dengue, el paludismo y la chingunkuya que nos regalan los mosquitos; no ser√≠a m√°s que el precio a pagar por poder disfrutar de un M√©xico sin venenos, lo cual sin duda, en caso de que lo logremos, nos har√° ver ante el mundo como una de las sociedades m√°s conscientes y veganas del planeta.

Yo no sé qué estamos esperando.


Continuar leyendo

Artículo anterior

Los persas en el Congreso


Est√°s escuchando

Programa

Colaborador

Background