Al menos desde aquí…

4 de mayo de 2017

¿En verdad pretenden vernos la cara con el mismo viejo truco de siempre? ¿Con encuestas donde aparecen empates técnicos, inventados para darle oxígeno y vida artificial a la campaña del petimetre candidato priista a la gubernatura del estado de México?

¿En verdad pretenden obtener votos con una de las peores campañas de que se tenga memoria? ¡Vamos! La campaña de del Mazo, es una copia al carbón de la campaña de Peña Nieto, como si éste último nos tuviera tan contentos y satisfechos para que estemos dispuestos a repetir las experiencia de llevar un asno bonito al poder. Ese grito de “del Mazo, del Mazo, eres un cuerazo”, deprimente repetición del “enrique, bombón, te quiero en mi colchón”, confirma que la crisis de imaginación en Atlacomulco es más grave de lo que todos pensábamos.

Pobres.

La mascarada de Duarte dudo aporte gran cosa, cuando sólo sirvió para confirmar una estrategia cantada desde el primer día de su evasión: lo único que hicieron, fue confirmar su naturaleza de pillos irremediables, sin mayor gracia que la “habilidad” para usar tintes para el pelo, mascarillas de aguacate y rodajas de pepino para “las bolsas”, vulgares tipos “bonitos” de cabellos cortos e ideas aún más breves. Así ya no se hace carrera en el bajo mundo de la estafa pública (perdón, quise decir política).

En la república opinativa, se hacen como que la virgen les habla y nos presentan las recientes encuestas de Reforma y Milenio como si fueran las tablas de la ley, nos las ofrecen como si garantizaran una exactitud de cirujano, lo hacen sin expresar ninguna sombra de duda sobre dichos pronósticos, pretenden no tengamos memoria cuando ahora los únicos amnésicos son ellos.

“Las encuestas”…¡por el amor de Dios!

En lo personal soy un convencido de que, de nuevo, las encuestas mienten con todos los dientes, ese supuesto empate técnico entre PRI y MORENA en el primer lugar, con el PAN en un no muy distante tercer puesto, me suena a cuchareo; para mí, al menos desde aquí, pareciera que si hay empate es entre las dos damas, mientras del MAZO se rezaga cada vez más; tampoco tengo dudas de que “los donativos” por alrededor de mil millones de pesos recibidos por la Vázquez Mota del gobierno federal, son el pago para dejarse caer antes del décimo round, un acuerdo que pudiera estar tambaleándose pues se trataba de que ganara del Mazo, pero el tipo ha resultado tan bulto que pepita les ha de haber anunciado su intención de rajarse para meterle toda la carne al asador. Supongo se acordó un breve periodo de gracia para que el rorro repunte, si no sucede así: ojos que te vieron ir…


Continuar leyendo

Artículo anterior

Peña el pragmático


Artículo siguiente

Los tacvbos


Estás escuchando

Programa

Colaborador

Background