Una oportunidad en puerta

1 de marzo de 2017

Hace tiempo leí un ejemplo motivacional que ahora me parece bien venido al caso que deseo comentar. Se trataba de una familia poseedora de una vaca, atenida a la producción raquítica de leche diaria del animal, para poder sobrevivir. Un buen día la vaca amaneció muerta y todo el vecindario se alarmó, pues siendo el animal el único sostén,  fundadamente pensaban que la familia estaba destinada a fracasar. Sin embargo, para asombro de todos no solo no ocurrió lo que temían, sino que al cabo de poco tiempo, aquella familia se transformó en ejemplo de prosperidad y de entrega al trabajo. Se habían convertido en los agricultores más prósperos de la comarca.

Muchos fueron los asombrados con tamaño cambio y fueron a consultarlos para saber lo que había ocurrido. La familia les compartió que cuando la vaca murió, en efecto, durante un tiempo no supieron que hacer y sentían que su vida no tendría ningún sentido, pues se había ido la fuente de su bienestar. No pasó mucho tiempo, dijeron, en comprender que algo tenían quehacer de manera urgente, y fue así como decidieron cultivar su pobre tierra. Con dedicación, responsabilidad y mucho esfuerzo, hicieron de una tierra magra y cicatera, un filón que ahora era la envidia de toda la región.

Guardadas todas las proporciones hoy como país estamos en la situación de la familia atenida a la producción de una vaca, si consideramos como tal al Tratado de Libre Comercio, que tiene 23 años surtiendo una corriente muy valiosa de divisas. Al parecer eso está por terminar, pues el nuevo presidente de los Estados Unidos, nuestro vecino inevitable, amenaza acabar con él. Y ante este panorama incierto no son pocas las voces de angustia que se escuchan en un tono de lamento.

Cierto. Es muy preocupante no contar con una corriente de dinero  importante, pero no todo está acabado.  Necesitamos mirar con ojos críticos lo que hemos hecho mal y son, sin duda, muchas cosas. Tenemos, por ejemplo, una clase política y una burocracia prepotentes y dispendiosas, que no pueden seguir igual, es decir, el país ya no aguanta mantener salarios exageradamente elevados, que siempre van a cargo del déficit fiscal del gobierno, que tiene que incurrir en un elevado gasto público, para cubrir las exigencias de un aparato administrativo, legislativo y hasta judicial, ineficientes.

La corrupción es otro aspecto que carcome nuestras finanzas y evita que lleguen mayores inversiones. Se estima que este renglón cuestan 1.5 billones de pesos y es un lastre que requiere un tratamiento urgente. Ir a la raíz de este problema permitirá generar confianza y un ambiente más sano para inversionistas extranjeros. Este asunto no puede esperar más, pues existe ya la amenaza real de que dejen de llegar 27 mil millones de dólares en remesas de nuestros connacionales y una cantidad similar procedente de inversiones de otros países. El combate a los salarios ofensivos y al fenómeno de la corrupción, son dos aspectos que se pueden atacar y el país, sin duda, saldría ganando.

México es un país con recursos naturales y lugares paradisiacos que no hemos promovido de manera adecuada. El turismo puede ser una de nuestras oportunidades de salir del marasmo en que estamos a punto de caer; pero eso no es todo, somos productores importantes de carne de res, pollo y cerdo que tienen un amplio mercado en los países de oriente, hace falta insistir más con ellos para destacar las ventajas de una producción manejada con los indicadores adecuados de inocuidad; nuestros productos agrícolas como el maíz y tomate tienen un prestigio internacional, se requieren para ellos mercados nuevos. Tal vez la amenaza trumpiana nos haga despertar del letargo, para convertirnos en un país diferente y darnos cuenta que no solo poseemos una vaca, sino muchos otros recursos que son demandados por el comercio mundial. Para lograr lo anterior necesitamos liderazgo político y una clase empresarial que no tema al riesgo. Estamos ante una oportunidad que no podemos desaprovechar, pues de hacerlo, los costos serán inimaginables.


Continuar leyendo

XHMSA

102.9 FM

Canción actual

Title

Artist

Background