Plantea el Rector en exposición la importancia de formar jóvenes que respeten el medio ambiente.

16 de febrero de 2018

La Habana, Cuba.- Para la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) las propuestas para evitar contaminación y utilizar adecuadamente los recursos naturales tienen que ser el generar una cultura del medio ambiente, una cultura de la sustentabilidad, de la legalidad y de la paz, planteó el Rector, doctor Juan Eulogio Guerra Liera, al participar en el XI Taller Internacional “Universidad, Medio Ambiente, Energía y Desarrollo Sostenible”.

Durante el 11vo. Congreso Internacional de Educación Superior Universidad 2018 con el lema “La universidad y la agenda 2030 para el desarrollo sostenible”, organizado por el Ministerio de Educación Superior de Cuba y las universidades cubanas, Guerra Liera ponderó la importancia de tener egresados que respeten el medio ambiente y que eviten aquellos problemas que lo están afectando.

Se trata, dijo, de presentar alternativas donde el principal aporte sea la utilización racional y sustentable de los recursos que tiene un ecosistema.

“Una de las principales conclusiones es que las universidades tenemos mucho que aportar, pero tenemos que aportar en el desarrollo humano, los esfuerzos de los investigadores tienen que ir dirigidos a resolver los problemas sociales (…) necesitamos buscar alternativas de energías limpias, no hay duda de eso, necesitamos evitar la contaminación (…) y si queremos partir de resolver los efectos y no ir al origen para formar una verdadera cultura del respeto al medio ambiente, creo que el mundo está amenazado por las nuevas generaciones que vienen”, advirtió el Rector en su exposición.

En uno de los salones del Palacio de Convenciones de La Habana donde se desarrollaron los diferentes talleres, el dirigente universitario señaló que en el Plan de Desarrollo Institucional se tienen varios ejes donde entran la educación ambiental y el desarrollo sustentable.

Explicó que a través de la Unidad de Bienestar Universitario (UBU) la UAS trabaja varios programas que aportan a todo lo anterior, ya que se parte de brindar una educación a partir de un modelo integral que atiende los componentes intelectual, el aspecto físico-deportivo, el artístico-cultural y el desarrollo humano.

Indicó que en la UBU se atienden diversos problemas como es el crear conciencia y cambiar la cultura de los jóvenes a través de programas como Espacios 100 por ciento libres de humo de tabaco, donde ya 100 unidades académicas y organizacionales se han distinguido de esta forma; así mismo se tienen campañas como la disminución en el uso del papel, recolección de botellas de plástico y pilas, reducción en el consumo de agua y energía eléctrica, acopio y reciclaje de cartuchos de impresoras, separación de residuos, por citar algunos.

El Centro Mexicano para la Filantropía por tercer año consecutivo reconoció a la Universidad como Entidad Promotora de la Responsabilidad Social, y hace unos días entró a la Unión de Responsabilidad Social Universitaria para Latinoamérica (URSULA) por el tipo de políticas y de programas que tiene y que impactan adecuadamente.

Citó cómo el Campus Rafael Buelna se sometió a una Auditoría Ambiental y fue certificado por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y también se refirió a la Reserva Ecológica de la UAS Mundo Natural, donde se practica el turismo ecológico, se conserva la guacamaya, el jaguar y la mariposa cuatro espejos, y el cual también se ubica un Observatorio de Basura Espacial.

Mencionó el Campo Tortuguero en Ceuta donde por más de 40 años la Universidad practica la conservación de la tortuga marina, resguardo de huevos, producción de crías y su liberación.

El Rector detalló el Proyecto Cadena Agroindustrial para la Producción de Bioenergía en Alianza en Comunidades Rurales, un proyecto sustentable que genera conocimiento nuevo, respeta el medio ambiente, da riqueza social y genera empleos en la localidad con el insumo de la Jatropha Curca que ayuda a producir alimento para camarón, biodiesel, etanol y otros derivados y que recibió 500 mil dólares de financiamiento por parte de la Universidad de Harvard.

“Tenemos también el Proyecto Smart Ecopark, (con él) se genera ya el 15 por ciento de la energía que se consume en el Parque de Innovación Tecnológica con los siguientes beneficios: estamos certificados nacional e internacionalmente, se disminuyen 47 mil kilogramos en emisiones a la atmósfera equivalente a la siembra de mil 306 árboles anuales y un ahorro de energía en términos económicos de 150 mil pesos anuales”, precisó.

Para culminar el Rector informó que la UAS en la Agenda 2030 y en los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible convocados por la ONU, de más de 3 mil proyectos registrados para atender una Convocatoria de ANUIES, la Casa Rosalina se colocó en el primer lugar con 413 proyectos que están en práctica.

“La educación se concibe no como un aspecto meramente técnico de poder transmitir el conocimiento de alguien (…) estamos implementando a través de la Unidad de Bienestar Universitario el Diplomado en Valores para los maestros (…), el Diplomado Familias Universitarias Viviendo en Valores, queremos verdaderos sujetos o agentes de cambio para una sociedad de mucha mayor calidad”, puntualizó.

(Información de la DCS)


Current track
TITLE
ARTIST