Imprimir Brenda Rodríguez | 11 de septiembre de 2017

Marco Island, FloridaDerechos de autor de la imagenREUTERS
Image captionEl huracán Irma tocó tierra en Marco Island, frente a la costa oeste de Florida.

Una ciudad de poco más de 16.000 habitantes en el oeste de Florida fue la segunda parada del potente huracán Irma en el territorio continental de Estados Unidos.

El ciclón tocó tierra el domingo por la tarde en Marco Island, donde se vieron escenas de devastación, con vías inundadas y árboles caídos, aunque no se reportaron accidentes ni muertes por el momento, informó Patricia Sulbarán, de BBC Mundo, en Miami.

Irma ha sido degradada a tormenta tropical pero continúa su paso por las áreas metropolitanas de Tampa y Orlando descargando lluvias torrenciales.

A pesar de que la velocidad de los vientos han disminuido, hasta 110 km/h, todavía se mantiene el alerta de marejadas y vientos huracanados “que ponen en peligro la vida y las propiedades”.

Según los servicios de emergencia, 5,8 millones de usuarios en el estado de Florida no tenían electricidad en la mañana del lunes.

Mapa Florida

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró Florida zona de catástrofe y se desplazará al estado en los próximos días para valorar los daños y visitar a las víctimas.

Se estima que el costo de los perjuicios por la tormenta ascienda US$100.000 millones.

Se ha iniciado un inmenso operativo de socorro y equipos de rescate se han empezado a desplazar por las zonas peor afectadas.

Antes de su impacto en Estados Unidos, Irma devastó numerosas islas del Caribe, incluyendo varias partes de Cuba.

El presidente cubano, Raúl Castro, declaró que la tormenta causó severos daños, particularmente afectando casas y el tendido eléctrico. Añadió que la recuperación representa una inmensa tarea para la nación.

La bahía de Key Largo, en Florida, se quedó vacía al paso del huracán Irma

En su primer impacto contra EE.UU., Irma golpeó los cayos del estrecho de Florida, el punto más al sur del estado, como huracán de categoría 4 con vientos máximos de más de 200 km/h, informa la periodista de BBC Mundo Patricia Sulbarán.

El gran tamaño del huracán ha dejado zonas devastadas en el este al oeste del estado.

Un auto abandonado en North Fort Lauderdale Beach Boulevard, mientras Irma golpeaba el sur de Florida.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionUn auto abandonado en North Fort Lauderdale Beach Boulevard, mientras Irma golpeaba el sur de Florida.

Más de tres millones de residentes se quedaron sin electricidad el domingo en todo el estado y la ciudad de Miami sufrió inundaciones severas en el centro y en el área financiera de Brickell. Más del 80% de los cables eléctricos de la ciudad se vinieron abajo.

En Miami se registraron varios saqueos. Hasta el momento se reportaron 30 arrestos relacionados con robos a establecimientos. Las autoridades declararon un toque de queda.

Las impactantes imágenes de las inundaciones de Miami.

En su avance por la costa oeste de Florida, Irma se debilitó y pasó a ser un huracán de categoría 1, pero todavía mantiene vientos máximos de hasta 135 km/h y su impacto conlleva otra amenaza, la de marejadas “que ponen en peligro la vida”, según dijo el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, por sus siglas en inglés).

En la ciudad de Naples, por ejemplo, las aguas subieron más de un metro en tan solo media hora mientras Irma golpeaba la zona en la tarde del domingo.

La tormenta se cierne sobre el área metropolitana de Tampa, una de las zonas más susceptibles a inundaciones y marejadas de todo el estado, que además no ha vivido un huracán en casi un siglo.

Los 4 millones de residentes de Tampa esperaban con temor la llegada del ojo del huracán, que se ha debilitado en las últimas horas.

Persona corriendo en Tampa, FloridaDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionLa ciudad de Tampa, en la costa oeste de Florida, se preparaba el domingo para el golpe del huracán Irma, degradado a categoría 2.

En Orlando también hay alerta por los efectos del huracán, que está dejando un rastro de fuertes vientos y lluvias torrenciales.

Desvío inesperado

Según Patricia Sulbarán de BBC Mundo, la costa este de Florida llevaba días preparándose para la llegada de Irma, pues los meteorólogos habían estimado que por allí pasaría el ojo del huracán.

Este cálculo hizo que miles de personas atravesaran la península para refugiarse en ciudades del oeste, como Tampa, Sarasota y Naples.

Pero el viernes el curso de Irma empezó a cambiar y, aunque representaba una amenaza para todo el estado, se supo que recorrería la costa oeste con mayor potencia.

Lo último del huracán Irma

Domingo 10 de septiembre, 03:00 horas de Miami

  • * Irma se convirtió en una tormenta de categoría cuatro, con vientos de velocidad máxima sostenida de 209km/h.
  • * Se dirige hacia el sur de Florida después de su paso devastador por el noreste de Cuba.
  • * El Centro Nacional de Huracanes de EE.UU. advirtió que se esperan en los cayos y en la costa oeste de Florida: “marejadas ciclónicas amenazantes a la vida”. Hay preocupación por la ciudad de Tampa que ahora se ubica directamente en el camino de la tormenta, la cual se está desviando más hacia el occidente de lo que se había previsto originalmente.
  • * Se prevé que Irma toque tierra continental de Florida en las próximas horas.
  • * Los niveles de agua están en aumento en la costa de Florida. Más de 200.000 personas se encuentran sin suministro eléctrico.
  • * Se han reportado al menos 24 muertos en el Caribe tras el paso de Irma.

Este inesperado desvío causó que quienes ya habían escapado de Irma hacia el oeste quisieran volver a ciudades del este, informó Sulbarán.

Como Carlos Hiller, quien debió evacuar su departamento en Miami Beach y llegó con su esposa y su perro a Tampa el jueves, para luego tener que manejar hasta Orlando para evitar lo peor de la tormenta.

Nos dijeron en el hotel que teníamos 24 horas para evacuar. Decidimos irnos enseguida”, le dijo a BBC Mundo.

Eucario Bermúdez, de 82 años, viajó con su familia en auto hasta Tampa cuando supo de las órdenes de evacuación en Miami. Pero apenas supo que el ojo de huracán subiría por los cayos precisamente hasta esa ciudad, volvió a empacar sus maletas.

Carretera en Orlando, Florida, bajo fuertes tormentas por el huracán IrmaDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEl gobernador de Florida, Rick Scott, ordenó que se eliminara el pago de peajes en las autopistas durante el azote del huracán Irma.

“Fue lo mejor que pudimos haber hecho”, dijo Bermúdez, cuya casa quedó parcialmente destruida cuando el huracán Andrew devastó Florida en 1992.

Reacción inmediata

El desvío de Irma hizo que las autoridades de la costa oeste tuviesen que habilitar refugios y emitir órdenes de evacuación a última hora.

La ciudad de Estero, cerca de Naples, habilitó un estadio de hockey con capacidad para albergar a 5.000 personas. Se llenó en cuestión de horas, según reportaron medios locales.

Imagen satelital

“Probablemente nos quedemos aquí por dos o tres noches más. Como no saben exactamente a dónde va la tormenta, tampoco nosotros tenemos forma de saber”, le dijo a la BBC una de las nuevas huéspedes de este refugio.

Otros decidieron quedarse en casa, aunque tomando las medidas necesarias ante la inminente subida de la marea.

Bonita Springs, Florida, sacudida por el huracán IrmaDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionLa localidad de Bonita Springs, cerca de Naples, en Florida, se vio fuertemente sacudida por Irma.

“Vine a casa de mi suegra, que tiene dos pisos. Mi casa es muy vieja y, como dicen que la marea subirá tanto, tuvimos que guardar todo a cierta altura en nuestra casa”, le dijo a la BBC Trevor Stephenson, residente de la bahía de Tampa.

El gobernador Scott aseguró que aún no ha pasado la amenaza por el riesgo de tornados.

Los estados de Georgia, Alabama, Carolina del Sur y Carolina del Norte mantienen el estado de emergencia.