Imprimir Brenda Rodríguez | 6 de Junio de 2017

Redacción

  • 6 junio 2017

Faltaban pocos días para que venciera el plazo.

Bob Dylan finalmente presentó la conferencia de aceptación del Premio Nobel de Literatura y, de paso, según informó la Academia Sueca, no perdió el dinero del galardón.

El premio, que incluye 8 millones de coronas (US$900.000 dólares), una medalla de oro y un diploma, fue anunciado en octubre. Dylan no acudió a la ceremonia en diciembre y solo recibió la medalla en una ceremonia privada meses después, en abril.

En esa ocasión, no dio el discurso oficial de aceptación, requisito para recibir el dinero, y esperó hasta ahora para presentar una conferencia grabada. Tenía hasta el 10 de junio.

Y en la conferencia, cita al músico estadounidense Buddy Holly (famoso en la década de 1950) como influencia.

El cantante menciona, además, tres libros influyentes en su carrera: “Moby Dick”, de Herman Melville; “La Odisea”, de Homero; y “Sin novedad en el frente”, de Erich María Remarque.

La conferencia está publicada en la página web de la Academia Sueca.

“El discurso es extraordinario y, como era de esperarse, elocuente. Ahora que la conferencia ha sido entregada, la aventura de Dylan está llegando a su fin”, escribió Sara Danius, la secretaria permanente de la Academia Sueca, que otorga el premio.

Holly le “transmitió algo”

“Si tuviera que volver al inicio de todo, creo que tendría que empezar con Buddy Holly… Él era el arquetipo, todo lo que yo no era y quería ser”, dice Dylan en su discurso.

El artista cuenta que una vez “tuvo que viajar 160 kilómetros para verlo tocar” y que no lo “decepcionó”.

Un mural del compositor Bob Dylan pintado por el artista brasileño Eduardo Kobra en el centro de Mineápolis, Minesota el 15 de octubre de 2016.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionUn mural de Dylan apareció en Minesota, EE.UU., su estado natal, en octubre de 2016.

Describiendo el espectáculo, dice que Holly “era poderoso y electrizante y tenía una presencia dominante”.

“De repente, sucedió lo más extraño (que podía suceder). Me miró directamente a los ojos y me transmitió algo. Algo que no sabía qué era, y me dio escalofríos”, recuerda.

“Uno o dos días después, un avión (en el que iba) se cayó (febrero de 1959)… alguien me entregó un disco de Leadbelly (músico folk estadounidense que murió en 1949) con la canción Cottonfields, y ese disco cambió mi vida en ese momento”, cuenta.

El descubrimiento lo condujo a otros artistas de música folk, como Sonny Terry y Brownie McGhee, los New Lost City Ramblers y Jean Ritchie.

“Escuchando a todos los primeros artistas folk y cantando las canciones, uno recoge la lengua vernácula. La internalizas”, dice.

En la conferencia, Dylan también habla sobre sus influencias literarias.

“Nuestras canciones están vivas”

“(Sobre) libros específicos que se han quedado conmigo desde que los leí en la secundaria, quiero hablarles de tres de ellos: ‘Moby Dick’, ‘Sin novedad en el frente’ y ‘La Odisea'”, detalla.

El artista describe a “Moby Dick” como “un libro fascinante, un libro que está lleno de escenas de alto drama y diálogo dramático”.

Bob DylanDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionBob Dylan es famoso desde los años 60.

“‘Sin novedad en el frente’ es una historia de horror. Es un libro en el que pierdes tu infancia, tu fe en un mundo significativo y tu preocupación por los individuos”, añade.

“‘La Odisea’ es un gran libro cuyos temas se han filtrado en las baladas de muchos compositores (…) y en ​​mis canciones también”, dice.

Dylan también habla sobre el significado en las canciones.

“Si una canción te conmueve, eso es lo importante. No tengo que saber lo que significa una canción. He escrito todo tipo de cosas en mis canciones y no voy a preocuparme por qué significa todo eso”, señala.

“Nuestras canciones están vivas en la tierra de los vivos, pero las canciones no son como la literatura. Están hechas para cantarse, no para ser leídas. Las palabras de las obras de Shakespeare estaban destinadas a ser interpretadas en el escenario, así como las letras en las canciones están destinadas a ser cantadas, no a ser leídas en una página”, comenta.

“Espero que tengan la oportunidad de escuchar estas letras en la forma en que fueron destinadas a ser escuchadas: en concierto, grabadas o como sea que la gente escuche canciones estos días. Vuelvo una vez más a Homero, que dice, ‘Canta en mí, oh, musa, a través de mí cuenta la historia'”, concluye.

Seis letras de canciones de Bob Dylan que muestran la poesía por la que ganó el Nobel de Literatura 2016

  • 13 octubre 2016
Bob DylanDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES

Bob Dylan, el rebelde, el poeta, el que dijo metafóricamente lo que nadie en medio de la brutal tensión de la Guerra Fría se atrevía a decir.

Bob Dylan, el mayor -y para algunos, como la revista especializada Rolling Stone, el mejor- representante de la canción de protesta de todos los tiempos y hoy nuevo Premio Nobel de Literatura.

¿Cuál es la genialidad de Bob Dylan que lo hizo convertirse en el primer músico en adjudicarse un Nobel de Literatura?

BBC Mundo seleccionó seis de sus letras más icónicas para entender su arte.

1. Masters of War (Los maestros de la guerra) 1963

You that build the big guns

You that build the death planes

You that build all the bombs

You that hide behind walls

You that hide behind desks

I just want you to know

I can see through your masks

“Ustedes, que fabrican las grandes armas

Ustedes, que construyen los aviones de la muerte

Ustedes, que construyen todas las bombas

Ustedes, que se esconden tras los muros

Ustedes, que se esconden detrás de escritorios

Sólo quiero que sepan

Que puedo verlos a través de sus máscaras”.

Rabia, angustia, ira. Todo junto y revuelto en plena guerra fría, cuando EE.UU. comenzaba a intervenir Vietnam y el año en que su presidente John F. Kennedy era asesinado a tiros.

“Nunca había escrito algo así antes”, contó Dylan en una entrevista. “No canto canciones para desearle la muerte a gente, pero no pude evitarlo en esta”.

2. A hard rain’s a gonna fall (Dura lluvia va a caer) 1963

Bob DylanDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES

I saw a newborn baby with wild wolves all around it

I saw a highway of diamonds with nobody on it

I saw a black branch with blood that kept drippin’

I saw a room full of men with their hammers a-bleedin’

I saw a white ladder all covered with water

I saw ten thousand talkers whose tongues were all broken

I saw guns and sharp swords in the hands of young children

And it’s a hard, it’s a hard, it’s a hard, and it’s a hard

It’s a hard rain’s a-gonna fall.

“Vi a un recién nacido rodeado de lobos salvajes

Vi una autopista de diamantes que nadie usaba

Vi una rama negra goteando sangre fresca

Vi una habitación llena de hombres cuyos martillos sangraban

Vi una escalera blanca cubierta de agua

Vi diez mil oradores de lenguas rotas

Vi pistolas y espadas en manos de niños pequeños

Y es dura, dura, dura

Muy dura la lluvia que va a caer”.

Considerada como “la mejor canción de protesta escrita por el mejor autor de protesta de todos los tiempos” por la revista especializada Rolling Stone, esta pieza de siete minutos habla de un padre que le pregunta a sus hijos qué ven y estos le describen fotografías apocalípticas.

“Cada línea es el principio de una canción en sí misma”, explicó Dylan en la época de su lanzamiento (1963). Pero al escribirla no creyó tener suficiente tiempo para escribir cada una de ellas “así que las puse todas juntas en esta”.

3. Like a Rolling Stone (Como una piedra que rueda) 1965

Bob DylanDerechos de autor de la imagenAFP

Ah you never turned around to see the frowns

On the jugglers and the clowns when they all did tricks for you

You never understood that it ain’t no good

You shouldn’t let other people get your kicks for you

(…)

How does it feel, ah how does it feel?

To be on your own, with no direction home

Like a complete unknown, like a rolling stone

“Nunca te diste vuelta a observar los ceños fruncidos

De los malabaristas y payasos que hacían trucos para ti

Nunca entendiste que no es bueno

Dejar que otra gente reciba los golpes que son para ti”.

(…)

“¿Cómo se siente? ¿Cómo se siente?

Estar completamente solo, sin saber el camino a casa

Ser un completo desconocido, como una piedra que rueda”.

Probablemente la canción más conocida del último Nobel de Literatura y considerada la mejor canción de todos los tiempos según Rolling Stone.

Lanzada en 1965 fue la que catapultó al artista a la categoría de estrella del rock luego de que los críticos consideraran su combinación de distintos elementos musicales como “revolucionaria”.

4. It’s alright Ma (Está todo bien, ma) 1965

Bob DylanDerechos de autor de la imagenAFP

That he not busy being born is busy dying

“Aquel que no está ocupado naciendo, está ocupado muriendo”.

Esta canción la escribió en Woodstock, 1964. 40 años después, haciendo una retrospectiva, Dylan aseguró que ya no podía escribir canciones como esta.

“No sé cómo escribí esas canciones. Me trato de sentar y escribir algo como eso. Lo hice alguna vez y puedo hacer otras cosas ahora, pero eso ya no lo logro”.

5. Chimes of Freedom (Repiques de libertad) 1964

Far between sundown’s finish and midnight’s broken toll

We ducked inside the doorways, thunder went crashing

As majestic bells of bolts struck shadows in the sounds

Seeming to be the chimes of freedom flashing.

“Lejos entre el fin de la puesta del sol y el fallido redoblar de la medianoche

Nos zambullimos dentro de los portales, el trueno fue a estrellarse

Como majestuosas campanas de pestillos que golpean las sombras en los sonidos

Que dan la impresión de ser repiques de libertad intermitente”.

Una pareja atrapada en medio de una tormenta, entre el atardecer y la media noche es a primera vista el tema de esta canción. Pero como todo en Dylan, esta canción de 1964 no está exenta de subtexto.

Según Mike Marqusee, autor de “Chimes of Freedom: la política en el arte de Bob Dylan”, el tema marca una transición entre el primer estilo de protesta del Nobel, “una letanía de los oprimidos y oprimidas, en la segunda mitad de cada verso”, y su posterior estilo más libre, caracterizado por la fusión de imágenes.

6. Absolutely Sweet Mary (Absolutamente dulce María) 1966

To live outside the law you must be honest

“Hay que ser honesto para vivir fuera de la ley”.

Una frase que ha dado la vuelta al mundo desde su lanzamiento en 1966 y sigue dándola. Es parte del disco “Blonde on Blonde”, el cual recomendó la secretaria del comité del Nobel de Literatura para entender la poesía del autor que se adjudicó el Nobel de Literatura número 109.