Imprimir Julio César Juárez | 28 de Junio de 2017

Nadie puede negar que el empresario Jesús Vizcarra Calderón, es un exitoso hombre de negocios, de hecho, está considerado entre los 100 hombres más ricos del mundo, su empresa SUKARNE es una de las mayores exportadoras de res, puerco y pescado en el mundo, amén de que, Vizcarra Calderón goza de prestigio como persona altruista al beneficiar a miles y miles de ciudadanos que no tienen la posibilidad de acudir a los servicios médicos del gobierno, mucho menos particulares y en su empresa Salud Digna, esas personas tienen la posibilidad de recibir a tiempo tratamiento a sus problemas de salud.

Todo eso habla bien del sinaloense Vizcarra Calderón y sí a esto le agregamos su amistad con el presidente de México Enrique Peña Nieto, además de su relación con todos los presidenciables podríamos decir que no solo en negocios tiene éxito, sino también con todas las esferas políticas.

En el 2010 aspiró al gobierno de Sinaloa, a pesar de la enorme inversión económica que se tuvo durante su campaña, está no cuajo, por una sencilla razón, varios de sus dirigentes políticos se la jugaron en contra, de hecho, la pérdida de su candidatura al gobierno de Sinaloa se le puede endosar a Juan S. Millán Lizárraga ex gobernador de nuestro estado y que trabajo con todo a favor de Mario López Valdez, el distanciamiento con el ex gobernador fue evidente, el mismo Malova, tuvo que aguantarse los desaires del empresario de la carne que al menos en público jamás lo saludo ni siquiera frente al presidente de México.

Él ha sido un exitoso hombre de negocios, sin embargo, la pérdida de la gubernatura la “mastico” pero jamás se la tragó, no olvido, bueno hasta hace unos días en que compartido el pan y la sal con el ex gobernador de Sinaloa Juan S. Millán, donde acudió a festejar el cumpleaños o el día de San Juan a convocatoria de Joel Valenzuela, mejor conocido como JOVA.

Supuestamente se sabe que quien ocupa de Viz, es el propio Juan S. Millán, sin embargo, extraño y mucho este reencuentro con el que fuera en un momento dado su jefe político de él y de Jesús Aguilar Padilla.

La política da muchas vueltas y algunos se atreven a decir que es el arte de comer popo y no hacer gestos, es más, se debe pedir una ración extra más por si quedó alguna duda.

El desespero de Vizcarra

Para algunos aprontados, este reencuentro no es más que educación política y la idea de “tirar pelillos a la mar” dirimir esperezas, y todo en paz, sin embargo, para otros, ven humillante que Jesús Vizcarra se haya prestado a inflar más la figura del ex gobernador de Sinaloa, sobre todo en esa fotografía que se tomaron donde aparece Jesús Vizcarra sonriente atrás del ex gobernador de Sinaloa, como si nada hubiese pasado, donde todo se perdona.

Otros han opinado que este encuentro, fue también para solicitar la venia del ex gobernador para buscar un escaño en el Senado de la República, pero insistimos, Jesús Vizcarra, no ocupa de esto, tiene todo el apoyo presidencial y del propio Comité Ejecutivo Nacional del PRI.

O como se dice coloquialmente, el empresario ganadero “no ocupa bules para nadar” su presencia es basta. Al tiempo.