Dos problemas de urgente resolución

Escrito por el 7 de junio de 2017

Expongo aquí una experiencia por considerarla de interés general. Y gira a propósito del muy reciente Festival Internacional Universitario de Cultura, organizado por la Universidad Autónoma de Sinaloa, nuestra Alma Máter. Me tocó asistir a dos eventos al estadio universitario, ambos con una presencia masiva de estudiantes y público en general.

El comportamiento del público en las dos ocasiones fue ejemplar, sin embargo, anoto dos fallas que me parecen graves, atribuibles a las autoridades municipales, pues uno es de vialidad y el otro compete a protección civil.

Se trata de lo siguiente: la primera falla, notable diría yo, es que nunca observé a ningún agente de tránsito ordenando el tráfico vehicular en la rúa del Malecón Viejo, ni en el libramiento del Boulevard “Negrumo” a la altura de dos importantes centros comerciales, muy visitados por los culiacanenses: la plaza fórum y plaza ley tres ríos.

En las dos ocasiones, y supongo que así debió ser las otras veces, los asistentes a los espectáculos tuvimos que enfrentar el riesgo de ser atropellados, porque la primera ruta es zona de alta velocidad y en la segunda los conductores difícilmente cedían el paso a quienes pretendíamos cruzar los dos puentes atirantados en uno u otro sentido.

El caso es importante porque son miles los culiacanenses que disfrutan de estas diversiones y es urgente que la autoridad correspondiente asuma un rol preventivo para evitar algún futuro accidente. Debo decir, a cambio, que me pareció ejemplar la presencia de la policía municipal para disuadir cualquier tipo de conducta delictiva.

El segundo ejemplo corresponde a los ya aludidos puentes atirantados. Este caso me parece incluso más grave que el anterior, porque la base de ambos es de madera, y en algunos tramos ya se observan evidentemente deteriorados.

La falla aquí estriba en que no hay ningún señalamiento y obviamente no se encuentra nadie para indicar la capacidad que tienen ambos puentes en cuanto a la cantidad de personas que soportan o el peso máximo que admiten.

Las dos veces que transité por ahí el bamboleo de los dos puentes me hizo temer lo peor y ya me imaginaba una catástrofe de proporciones mayúsculas.

Desde mi muy personal punto de vista el problema tiene una fácil solución, bastaría con la colocación de señalizadores permanentes, y en casos extraordinarios, como lo son los de este festival, destinar personal que controle el acceso a estos viaductos.

Y es urgente hacerlo porque hasta donde tengo conocimiento no se aplican protocolos que regulen la entrada de la gente a estos acueductos y más cuando me temo que los mismos carecen de un mantenimiento adecuado.

Ambos problemas son reales y más vale que las autoridades tomen medidas especiales para evitar una desgracia futura. Ojalá el rector de la UAS pueda tomar cartas en este asunto y pueda abordarlos a la brevedad con la autoridad municipal.


Continuar leyendo

Post Anterior

Jueves


XHUAS

Frecuencia Modulada

Current track
TITLE
ARTIST