La cultura sí puede ser antídoto contra la violencia

12 de mayo de 2017

Llegamos y todo estaba en calma. Nada fuera de lo normal como luego se dijo. La clave estuvo en tomar el tiempo con la debida anticipación y pensando en un día diferente. Quienes no siguieron este pequeño apunte de sentido común, se perdieron en el mar de la nutrida asistencia.

Al final todo dependió de eso. Y todos pudimos disfrutar un concierto extraordinario. Se trataba de admirar y apreciar el espectáculo y así sucedió. Lo principal fue ver a la gente contenta. Y cómo no iba a ser así si tenías en el mero centro de Culiacán a uno de los artistas latinoamericanos del género romántico, más exitoso de los últimos tiempos.

El bullicio era contagioso y se notaba un Culiacán diferente. Nada ligado con la ciudad caótica construida por la leyenda negra de la violencia. Y uno observaba todo eso y solo podía concluirse que ese es el camino. Algunos lo dicen con conocimiento de causa: la cultura no nos hace mejores hombres o mujeres, pero soy un convencido que resulta mejor observar eventos de esta calidad, que las carnicerías sufridas en los últimos tiempos.

Tal vez mañana será diferente, pero observando el semblante de la multitud, se tiende a pensar que la ruta para lograr un cambio es ésta. Eventos que corrijan rumbos, que hagan a la gente pensar que otros mundos son posibles y no caer en el pesimismo de plumas atrapadas en el desánimo.

Tal vez lo hagan de forma inconsciente, pero sus opiniones son tan perjudiciales como las cosas que critican porque contribuyen a formar un ambiente espeso y sumido en la incertidumbre. Por supuesto que no se trata de ocultar la gravedad de lo que pasa, pero hace mucho daño alguien que solo está empeñado en resaltar lo negativo, cuando hay una multiplicidad de situaciones para balancear lo que visto bajo ese prisma, solo adquiere una tonalidad negra, y la realidad que lo rodea es multicolor.

La gente que asistió al concierto de Ricardo Montaner el viernes cinco de mayo tenía un semblante diferente. La cara se les veía más luminosa, la mirada menos furiosa y su actitud era de empatía con quien estaba al lado. Si estos eventos culturales del festivales universitarios, son capaces de producir eso, bienvenidos sean! Y eso solo fue para abrir boca, esperaremos con ansia lo que viene.

Solo faltaría contar con una mayor colaboración de las autoridades de tránsito para evitar molestias a transeúntes y conductores. Eso es parte de lo mismo. El asistente a un concierto debe hacerlo en un ambiente de tolerancia y no pensar que por estar atrapado en la euforia del momento, todos los demás tendrán que actuar igual que él. Pero en ello es necesaria la intervención de las autoridades, que así estarían cumpliendo con su responsabilidad. Me parece que los universitarios hicieron lo debido, ése es el sentido de las actividades culturales. Que sigan los éxitos.

 


Continuar leyendo

XHUAS 96.1FM

Frecuencia Modulada

Current track
TITLE
ARTIST