Agenda política

15 de mayo de 2017

= Precisiones obligadas de cara a las elecciones 2018

= La reelección en diputados federales, hasta el 2021

= Jugada práctica: ¿Cuen, en las filas de López Obrador?

= Inyección de sangre nueva en el partido tricolor

= Aclara puntos, el secretario Carlos Ortega Carricarte

 

Por aquello de las barbaridades que uno de repente lee o escucha por ahí – de parte de los sesudos analistas políticos de la actualidad, que jamás han examinado las leyes electorales (ni la estatal, mucho menos la federal) – algunas precisiones con respecto al proceso político que arrancará oficialmente en septiembre venidero:

1.- Lo de la reelección no aplica para los actuales diputados federales y senadores de la República, cuyo periodo concluirá el 31 de agosto del año entrante; sin embargo, la vida no terminará ahí para nuestros legisladores del presente: los diputados federales de hoy buscarán convertirse en senadores y los senadores, a su vez, en diputados federales. A su vez,  los diputados federales que resulten electos en 2018 podrán reelegirse hasta por tres ocasiones consecutivas a partir del 2021, de tal modo que los más suertudos podrán durar hasta doce años seguidos en la cámara baja del Congreso de la Unión; los senadores, en cambio, solo tendrán derecho a una reelección al hilo; pero como su periodo es de seis años, también podrán estar hasta doce calendarios consecutivos en el Senado. (Artículo décimo primero transitorio del decreto de reforma constitucional al artículo 59, publicado el 10 de febrero de 2014, confirma plenamente el especialista en asuntos electorales, Jacinto Pérez Gerardo)

2.- Las tantas veces publicitadas adecuaciones a la Constitución General de los Estados Unidos Mexicanos, en cuanto a la composición de las dos cámaras del Congreso de la Unión – reducción de un 25 por ciento en el número de senadores y diputados –  quedó como una promesa más (incumplida) del presidente Enrique Peña Nieto. Para el 2018 entrarán, de nuevo, 128 senadores – 64 de mayoría, 32 de primera minoría y 32 de representación proporcional – y 500 diputados: 300 uninominales y 200 plurinominales.

3.- En lo que si hay cambios, en algunos estados, es en su geografía distrital. A Sinaloa, por ejemplo, le quitaron un distrito electoral para asignarlo a otra entidad con mayor población. El número de demarcaciones tampoco se modifica: 300 en todo el país. La nueva distribución distrital en la entidad se dio a conocer en este espacio, tiempo atrás. Primero que nadie, si me disculpan aquellos que presumieron la exclusiva. Entonces solo habrá, en nuestro Estado, 7 diputaciones federales en juego, más las que resulten por el modelo de la representación proporcional.

4.- Aquí en Sinaloa tendremos, en 2018, elecciones concurrentes por vez primera en su historia política, situación que de muchos años atrás se da en no pocos Estados del país; en Sonora, por ejemplo. Es decir: a reserva de las disposiciones finales por parte de la autoridad electoral, en la jornada comicial del primer domingo de julio, los ciudadanos sinaloenses recibirán la friolera de cinco boletas de parte de las autoridades de casilla: una, para la elección de presidente de la República; otra, para la de senadores; una más, para la de diputados federales; otra, para la de presidentes municipales y una más, para la de diputados locales. Para hacer concurrente también la elección para gobernador, el periodo de quien sucederá a Quirino Ordaz en 2021 tendría que ser de solo tres años, como ya se ha hecho en otros Estados, con administraciones hasta menores a los tres calendarios, inclusive. Hay que aclararlo: no es, por ahora, una obligación de tipo constitucional.

Y:

5.- También aquí en nuestro Estado se presentará, por vez primera, el modelo de la reelección consecutiva para presidentes municipales y diputados locales. Hasta antes de las últimas reformas, legisladores y alcaldes podrían aspirar nuevamente al mismo cargo; pero, por lo menos, con un periodo de por medio. Los presidentes municipales solo tendrán derecho a una reelección; los diputados, a dos. En la actualidad, los diputados locales tienen dos cosas que les quita el sueño: dar el salto a la presidencia de su municipio o por lo menos reelegirse en el cargo. Lo más osados piensan en una diputación federal y más de alguno hasta en una senaduría. Los alcaldes, por su lado, le tiran a la reelección en primera instancia; pero de no ser posible, a una diputación local. Igual: más de alguno piensa en una diputación federal o hasta en una senaduría. Lo estrictamente delicado de este asunto es la conducta que ya se aprecia en algunos de ellos: su principal preocupación parece ser, precisamente, la reelección y no la misión puesta en sus manos por la ciudadanía en general.

En suma: amplio es el abanico de opciones para los políticos con cartera en la actualidad, aunque no tan extensas sus posibilidades de victoria porque se pronostica  una de las competencias electorales más cerradas de la historia. Algunos de ellos lograrán su propósito en el sentido de mantenerse, a como dé lugar, en la vida pública del Estado; otros, no, de plano. La reelección no será en automático. Dependerá del visto bueno del jefe político – en el caso de los priistas – y por supuesto, de ganar los comicios. Además, quienes están en el pandero no deben perder de vista que no son únicos: que hay gente, en todos los partidos, que empuja fuerte y que reclama su oportunidad. Y que no solo la exige sino que, por propios méritos, la merece a carta cabal.

Bajo estas consideraciones, el panorama se despeja para comenzar con nuestras especulaciones en cuanto a los nombres que aparecerán en las papeletas el primer domingo de julio de 2018. Habrá que quitar algunos de los que hoy forman parte del show y voltear a ver hacia otro lado. Con tanto desempleo formal, la política se toma ahora como una oportunidad de trabajo, solo que con salarios bien remuneradas y prestaciones que, ni en sueños, se darían en el núcleo empresarial sinaloense.

¿Qué os parece, amigo lector?

= CUEN ¿CON MORENA…? =

Mientras.

A jugar por sus comentarios de los últimos días, catalogados casi casi como una declaratoria oficial, todo apunta a que Héctor Melesio Cuen Ojeda será candidato de MoReNa a senador de la República por Sinaloa. Y de ser así, estaría en primera fórmula, desde luego. Si no, ni al caso.

Esto no es aún algo definitivo toda vez que el presidente del comité estatal del Partido Sinaloense ha sostenido reuniones de acercamiento con otros partidos e incluso hay hasta quienes lo ubican en la fórmula del PRI – con Jesús Vizcarra Calderón a la cabeza, según dicen -; sin embargo, como que cada día que pasa a donde más se acerca es a las huestes de Andrés Manuel López Obrador.

Y bueno, la situación ya todo mundo la conoce; pero es necesario repetirla para no perder el contexto de las cosas: Cuen debe ser postulado, necesariamente, por un partido con registro nacional. El PAS es solo local y eso le impide su participación legal en un proceso federal.

Para llegar a esto, Héctor Melesio estará obligado a consensar un amplio catálogo de acuerdos con MoReNa o con el partido que le preste sus siglas para la elección federal. No hay que perder de vista que también habrá elecciones locales y aquí sí será el PAS el que imponga condiciones con su aliado o aliados, en su ubicación como segunda fuerza política del Estado. El escenario es halagador para el Partido Sinaloense.

En este mismo orden de ideas, hay que puntualizar que el  planteamiento de Cuen es lógico, razonable e inteligente.

Si es primero en la fórmula, prácticamente aseguraría un escaño senatorial por el principio de primera minoría, porque tendría el segundo lugar  de la elección al alcance de su mano, sin  descartar la posibilidad de hasta una victoria, como resultado de la combinación de dos factores de peso en la actualidad: el activo en votos del PAS y la inercia con la  que MoReNa llegará a julio de 2018, sin voltear a ver  sus resultados en el 2016, los cuales estuvieron por debajo de lo esperado. La verdad.

A partir de estos primeros señalamientos de Héctor Melesio habría que estar muy pendientes de la evolución de un gran acuerdo entre PAS y MoReNa para el año entrante. Cierto, aún no hay nada definitivo; pero hacia allá, por lo que se ve, caminan las cosas.

Pendientes pues.

= INYECCION DE SANGRE NUEVA AL PRI =

En tanto.

Las sospechas se confirmaron: el sábado pasado se llevó a cabo el registro de candidatos a presidente y secretaria general (o presidenta y secretario general) para los comités municipales del Partido Revolucionario Institucional y en los 18 – ¡sorpresa! – se inscribió una sola planilla. Esto tiene un nombre elegante: candidatura de unidad.

Así las cosas, con candidatura de unidad, el proceso para la renovación de comités municipales se simplifica de manera sustancial: los candidatos (o candidatas) solo serán ratificados por el consejo político municipal que corresponda.

Y la asamblea correspondiente podrá llevarse a cabo en cualquier momento, de aquí a la primera semana de junio.

Así lo marcó la convocatoria con claridad meridiana. Así será pues.

¿Nombres?

A estas alturas, seguramente usted ya los conoce; pero, por aquello de no, aquí van, de nueva cuenta:

Culiacán: Miguel Angel Amador Rodríguez y Raquel del Rosario Zazueta.

Ahome: Aldo Prandini Camarena y Laura María Galvez Armenta.

Mazatlán: diputada Elsy López Montoya y Martín Ochoa López.

Guasave: Rogelio Burgos Martinez y Marina de Jesús Mora Villalobos.

Salvador Alvarado: Marcos René Palafox e Isela Angulo Payán.

Navolato: Felix Mario Castro Sánchez y Ariana Margarita Higuera.

El Fuerte: Leonardo Vega Barraza y María Rosario Estrella Guillén.

Choix: Amalia Gastelum Barraza y José Luis Gastelum.

Sinaloa: Radamés Véliz Quiñones y Norma Guadalupe Muñoz Ibarra.

Angostura: Héctor Hugo López Gaxiola y Miriam Rocío Castro García.

Mocorito: Marcio Estrada Leyva y Teresita de Jesús Chávez Serrano.

Badiraguato: Gustavo Iribe Portillo y Claudia Medina Medina.

Elota: Rocelia Belem Castro Castro y Oscar Noel Carrillo Martinez.

Cosalá: Griselda Quintana García y Jesús Enrique Félix González.

San Ignacio: José Ramón Bastidas y Angélica Guadalupe Mancillas.

Rosario: Norma Lorena Rendón y Jesús Ernesto García Arriazola.

Concordia: Ana Lilia Valdez Días y Adolfo Mendoza Tiznado.

Y Escuinapa: Juán Vázquez García y Aidé Fernanda Oceguera Burques.

Apellidos conocidos, típicos de cada municipio; pero caras nuevas, no en su mayoría, sino prácticamente por unanimidad. El PRI-Sinaloa, con un presidente joven, como Carlos Gandarilla García, le ha puesto un alto a los cacicazgos tan propios de las municipalidades – con algunas excepciones – y le ha apostado a la sangre nueva. No deja de ser una situación de riesgo (elevado, quizás); sin embargo, a como están las cosas, bien vale la pena el intento para el Revolucionario Institucional.

Digo.

 = ACLARA PUNTOS CARLOS ORTEGA =

Por otro lado.

Lo de lo noble en sus fines es algo que no se discute del programa de distribución gratuita de uniformes y útiles escolares a los alumnos del sistema de educación básica en nuestra entidad. De lo muy poco rescatable de la pasada administración gubernamental.

Se trata, sin embargo, de un programa que, precisamente por lo positivo de sus propósitos debe ser objeto de un estudio de fondo, con decisiones a adoptar para el ciclo escolar 2018-2019 porque los acuerdos para el 2017-2018 ya están tomados: un solo uniforme para 540 mil educandos y kits de útiles escolares solo para los estudiantes con probadas limitaciones económicas. El gobierno pasado, desde sus inicios, dio dos uniformes por alumnos y paquetes de útiles para todos, ciertamente.

Y es que hay esto: con el paso de los años dicho programa se contaminó. Repentinamente surgieron, de la nada, empresas textileras que recibieron más beneficios económicos que las tradicionalmente conocidas – ¿dueños? Amigos, familiares y compadres y hasta políticos en funciones -; la calidad de las prendas bajó alarmantemente y se multiplicaron los problemas para su distribución, en las principales ciudades del Estado.

Lo más grave: en el afán populista del gobernador anterior se comprometieron recursos destinados para otras partidas; se desatendieron, por ende, programas prioritarios en materia de educación y a final de cuentas esto vino a englobar las causas del adeudo de 8 mil millones de pesos al corto plazo que tiene que pagar la administración de Quirino Ordaz Coppel.

En resumidas cuentas: no es un problema de revanchismo político, ni de falta de sensibilidad. Es, en concreto, de falta de dinero porque el gobierno no tiene lo suficiente y mucho de lo poco disponible se va en pagar las cuentas heredadas por Mario López Valdez.

Las precisiones de Carlos Ortega, el secretario de Administración y Finanzas del gobierno del Estado fueron concluyentes.

Para su mayor conocimiento, anda por ahí una entrevista concedida a quien fuese el medio de comunicación más influyente y favorecido del sexenio pasado, que ya le dio la vuelta a la mayoría de los ahora llamados vehículos alternativos, en acelerado tránsito a convertirse en los medios ahora convencionales. Y a un corto plazo, que quede claro.

Búsquela usted.

= DE AQUÍ Y DE ALLA =

01.- Con la distribución simbólica de las baterías de examen del Centro Nacional de Evaluación Educativa – CENEVAL -, el rector Juan Eulogio Guerra Liera puso en marca, de manera oficial, el proceso de inscripción para el ciclo 2017-2018 en la Universidad Autónoma de Sinaloa. Nuestra máxima casa de estudios dispuso de un total de 71 mil 590 fichas, de las cuales 7 mil 399 no fueron recogidas y a final de cuentas fueron 52 mil 499 jóvenes, quienes iniciaron el camino para ingresar a la UAS. El único existente, según declaraciones categóricas del doctor Guerra Liera. El rector lamentó que cerca de 20 mil fichas se quedaran en el aire; pero, de cualquier modo, dio la bienvenida a quienes correrán el trámite y a los que deseó la mejor de las suertes. Enhorabuena.

02.- Una buena noticia: en el curso del primer trimestre de 2017, el valor de las exportaciones de Sinaloa creció un 12 por ciento, en comparación al mismo periodo del año pasado. En efecto, entre enero y marzo del 2017, nuestro Estado vendió productos por 945 millones de dólares, contra 837 mdd del año anterior. Esto solo tiene una interpretación, a juicio del gobernador Quirino Ordaz Coppel: que a pesar de sus problemas y dificultades el Estado avanza y fortalece su economía. En este rubro vendrán cosas alentadoras durante los próximos meses, garantizó.

Y:

03.- En un franco propósito de optimizar los escasos recursos disponibles, el presidente municipal de Culiacán, Jesús Valdez Palazuelos, puso en marcha su plan de rehabilitación de parques de la municipalidad, en el marco de su programa denominado “Paz Activa”. Se trata de un total de 111 parques por atender, de los cuales ya se trabaja en 53, a fin de otorgarle a niños, jóvenes y adultos, espacios dignos y áreas verdes para el entretenimiento y la convivencia familiar. Todo esto es resultado de respaldos extraordinarios del gobierno del Estado y consecuencia de gestiones que de manera directa ha realizado el alcalde de la ciudad, ante diferentes instancias oficiales en la capital del país. Pendientes.

= EL COLOFON =

Y hasta aquí.

Nos vamos ya, no sin antes expresar nuestras condolencias al senador amigo, Aarón Irizar López, ante el lamentable deceso de su hermana Olga, lo que ocurrió la semana anterior. Para Aarón, el deseo de una pronta resignación y para su hermana, que se adelantó en el viaje sin regreso, una oración, por el descanso eterno. La vida sigue.

Feliz semana que arranca con una celebración vestida de luto, por el asesinato de un total de cinco maestros en los últimos días, resultado de la ola de inseguridad en la que se ve envuelta nuestra entidad.

Vivimos malos y amargos momentos, sin duda; pero ya pasarán. Ojalá.

Y nos despedimos, como siempre, con nuestros sinceros deseos: que Dios los bendiga.


Continuar leyendo

Artículo siguiente

Agenda política


Artículo anterior

Agenda política


XHUAS

Frecuencia Modulada

Current track
TITLE
ARTIST