¡Francia los más saludables! ¿Qué hacen los franceses para ser los más sanos del planeta?

Escrito por el 19 de enero de 2017

 

Entre bríos de buena voluntad, propósitos de año nuevo, detox, cita con el nutriólogo, inscripciones al gimnasio y frillito rico, estamos viviendo o padeciendo este mes con la resaca de los excesos de las fiestas decembrinas que abarcan hasta el día de reyes.

Debo confesar que aunque desde noviembre me preparé sicológicamente para no caer en las comilonas propias de las posadas y fiestas del Guadalupe-Reyes, no fue así. Caí y comí y disfruté de la gastronomía de nuestra tierra, rica en la elaboración de platillos con mariscos y pescados, catalogada por cierto como la Capital del Camarón, y es que los sinaloenses el camarón lo preparamos de todos los modos posibles, nos encanta. Así como la mantarraya, calamar, pulpo, langostas,  jaibas, botete, entre otros, también nos encantan. Claro las tortillas de harina en estas fechas son el hit con frijolitos chicharrón, machaca, chilorio, queso y demás. Por otro lado, el borrego tatemado, menudo blanco, el colache, el pozole, la caguamanta (una mezcla de mantarraya y camarón que se guisa al estilo de la tortuga para mantener la tradición),  tacos y quesadillas de marlín ahumado, chocolates, tamales, carnes asadas, champurrados, café con leche, pastel, buñuelos, frijoles puercos, queso, comidas en restaurantes (con todo lo que esto implica: alimentos preparados con mucha sal, mucho condimento y bebidas muy azucaradas) y en fin la lista de platillos es interminable… Lamentablemente, mi salud y mi cuerpo resintieron estos excesos.

Pero cómo no caer, dónde venden fuerza de voluntad para poder resistir estas delicias y es que la gastronomía sinaloense, recientemente declarada patrimonio tangible del estado de Sinaloa, es irresistible. Lo cierto es que a nuestra dieta rica en grasas, picante y harina, ahora le hemos agregado, para empeorar el asunto, la prisa. El pasado fin de semana me tocó ver un documental buenísimo en el canal 222 de CONACULTA, en donde nos explicaban que lo más saludable es comer verduras y frutas, ingerir éstas de los colores más variados y preferentemente lo verde: espinacas, apio, perejil, lechugas, etc. En pocas palabras hay que comer COMIDA, evitar lo procesado, una pista para no fallar es no comer aquello que nuestras abuelas no consideren comida. En el documental nos decían que la carne debe ser un complemento que le de sabor a nuestra comida, que debemos comer solo un poco, evitar bebidas azucaradas y tomar agua como base en todas las comidas, mínimo dos litros diarios.

En el programa televisivo ponían como ejemplo a los franceses, quienes a pesar de ingerir alimentos ricos en grasa, harinas y por supuesto su vinito, son poseedores de una cultura reconocida a nivel mundial como la más saludable, pero ¿cuál es el secreto?¿por qué las personas de este país se enferman menos, viven más y con una magnífica calidad de vida?  Ahí les va. Para los franceses la comida es una celebración, desde pequeños en los kinders, primarias, secundaria, es decir en las escuelas, a los niños se les otorga una hora para disfrutar sus alimentos; éstos vienen siempre en tres tiempos. A los niños los rotan cada día para que éstos sirvan un día la entrada (por lo regular una sopa), el plato fuerte, la ensalada, el postre (por lo regular fruta). Y los enseñan a que este momento sea sagrado para compartir y convivir; la hora de comida es un tiempo de celebración. Los enseñan a disfrutar cada bocado y a comer lento. Otro de sus aciertos es que prueban de todo pero en porciones pequeñas y siempre sus platos son equilibrados y con ensaladas de verduras y frutas. Y aprenden desde chicos a no comer hasta sentirse satisfechos sino más bien a satisfacerse con un plato adecuado. Es su cultura, es su costumbre y hasta postre comen todos los días, qué maravilla. Además tienen otro hábito a su favor, el gusto por caminar; usan poco el automóvil y se trasladan ya sea en bicicleta o en transporte público, ya sea autobús o metro. El desayuno, comida y cena son a la misma hora. Así son los franceses. Y esto lo fomentan, lo cuidan y repiten de generación en generación.

Comentarios: arteyculturabrenda@gmail.com

 

 


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Continuar leyendo

Post Anterior

Jueves


XHUAS

Frecuencia Modulada

Current track
TITLE
ARTIST