Él se lo ganó

25 de enero de 2017

La reelección de Juan Eulogio Guerra Liera, por lo menos en lo referente a la política interna de la UAS, pone a nuestra máxima casa de estudios a la par de las más importantes instituciones públicas de educación superior de México. Para mayores informes sobre esta afirmación mía, pueden ir ustedes a las oficinas de SEPyC a consultarlo con su titular, quien ocupo dos veces el cargo más alto del Instituto Politécnico Nacional.

Muchas veces a la hora de evaluar asuntos públicos, nos topamos con la muralla argumental de que todo es fruto del entorno: somos un país subdesarrollado, por lo tanto todas nuestras manifestaciones y resultados están impregnados de subdesarrollo, no podemos pedir más.

Falso.

Ninguna sociedad es homogénea, su tejido visto panorámicamente presenta colinas, valles y hondonadas y es a partir de ahí que se pueden hacer comparaciones y establecer metas susceptibles de ser cumplidas, como bien lo podemos ver aquí en Sinaloa, donde nuestra muy rupestre clase política apenas piensa atreverse a experimentar la reelección…en diputados locales y alcaldes.

Del resto olvídense.

El hecho no es malo en sí mismo, el problema está en que los propios actores políticos afirman (y se les ve convencidos…o deseosos…no sé) que la reelección es señal de madurez democrática, lo cual resulta ser cierto si nos fijamos con detalle en aquellos sistemas donde tienen tiempo usándola, el punto es que una cosa es decirlo y otra muy distinta es hacerlo; aquí por ejemplo vivimos un mundo al revés, recientemente en el Congreso estatal, se ha puesto el grito en el cielo porque las sesiones de repente se han vuelto una cena de negros, como si no debiera ser así cuando se tratan los graves asuntos que competen y afectan a todos y cada uno de los sinaloenses, el disgusto de esos emisarios del pasado, es la expresión de una nostalgia por los tiempos gloriosos del viejo PRI, ese que ya está muerto pero no sabe que no sabe que está muerto. Aclaro que estos fantasmas del ñoño PRI no sólo existen entre la militancia y dirigencia de ese partido. Allá ellos. En la UAS acaban de resolver un asunto de trascendencia cuatrienal y ni se sintió, no hubo suspensión de clases, no hubo campañas, no tocó la banda de El Recodo y sí, en cambio, la vida de la institución siguió su marcha tranquila y sin sobresaltos, como se supone debe ser en un sitio donde la gente va a aprender, no como en el Congreso, donde la gente va a discutir.

Por último pero no por ello menos importante, para mi gusto Juan Eulogio Guerra Liera ha hecho un buen papel como rector, ha sido un hombre discreto y sin febrícula mediática, de actuar efectivo pero sin aspavientos y ha mantenido a la UAS en una constante mejoría, no tan rápida como muchos quisiéramos, pero comparada con el resto de las instituciones públicas actuantes en Sinaloa, ya les sacó otro cuerpo de ventaja por no decir que aquellas de plano van para atrás. Frente a lo que será su segundo periodo, y a mi muy personal juicio, él se lo ganó.


Continuar leyendo

Artículo siguiente

Que salten otros


Canción actual

Title

Artist