El mensaje del rector de la UAS, Juan Eulogio Guerra

9 de enero de 2017

 

Al momento en que su coordinador de comunicación social, Alberto Camacho García, concluyó con su primera tarea oficial en el sentido de informar sobre  la estructuración del gabinete (la noche del viernes 30 de diciembre) entendimos él porque Quirino Ordaz Coppel lo llevó prácticamente al límite la fecha para hacerlo del conocimiento público, no obstante la presión ejercida por los interesados en un cargo determinado y por los mismos medios de difusión, tramados en abierta pelea por la codiciada primicia.

El hoy gobernador constitucional del Estado alumbró un gabinete mayoritariamente apartidista – al menos en los puestos del llamado primer nivel – a cuyo interior la única excepción es Rosa Elena Millán Bueno, con investidura (entonces) de diputada federal y con jerarquía de presidenta del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional, posición desde la cual participó en la campaña del nuevo mandatario sinaloense.

Además de apartidista, hay que puntualizar, dentro del primer círculo de este gabinete, la marcada ausencia de cuotas de poder a las cabezas de las distintas corrientes políticas que se mueven en el Estado, mismas que pese el paso de los años y el sostenimiento de criterios que el tiempo ha vuelto obsoletos, insisten en influir en las decisiones del gobernador en turno.

En los días posteriores a la fecha de la toma de posesión, nombramientos complementarios a los básicos – los de las secretarías – comenzaron a fluir con inusitada agilidad y aquí si se advierten, aunque con moderación, la inclusión de más militantes del partido tricolor y el cumplimiento, al mismo tiempo, de tales y cuales cuotas, tanto para los grupos políticos (liderados por los ex gobernadores priistas) como para algunos de los que aspiraron, sin éxito, a la candidatura gubernamental.

En suma: en lo que hace al gabinete legal, solo Rosa Elena Millán representa al PRI. El resto, en su abrumadora mayoría, son apartidistas y si mucho me apura, algunos de ellos, hasta han simpatizado, sin llegar a la militancia, con otras fuerzas políticas ajenas a aquella que llevó al poder a Quirino, con un holgado triunfo en las elecciones de junio próximo pasado, aquí en nuestra entidad.

Seguramente las características del gabinete del nuevo gobernador no fueron de la complacencia de las tribus priistas y esta pudo haber sido la causa por la cual Ordaz Coppel estiró la liga al máximo de su resistencia, consciente de una posible reacción adversa de la llamada clase política sinaloense. Y no es porque  a Quirino le hayan temblado las corvas ante la aparición de alguna consecuencia de difícil control – ahora sabemos que el hombre sabe asumir el costo de sus decisiones y conoce muy bien el terreno sobre el cual pisa – sino para evitarse complicaciones innecesarias y más aún, antes de tiempo.

Quirino, cierto, ganó la gubernatura postulado por el PRI, el PANAL y el Partido Verde Ecologista Mexicano; pero la asunción al poder implica facultades discrecionales para la elección de los hombres y las mujeres en los que se apoyará para el cumplimiento de su programa de trabajo, circunstancia a la que se apegó a cabalidad. Más allá de la exclusión de algunos priistas que ya sentían tener boleto seguro, Ordaz Coppel siempre advirtió que integraría a su gabinete a los mejores elementos de Sinaloa, mismos que tenían que probar algunos requisitos ineludibles: honestidad principalmente, capacidad para la responsabilidad encomendada y marcada vocación de servicio.

Y en efecto, a diferencia de su antecesor quien hizo todo lo contrario a un pronunciamiento previo que le fue ruidosamente celebrado por aquellos que, por aquellos lejanísimos tiempos, le festejaban todas sus barbaridades – “en mi gobierno, ni cuotas, ni cuates” – el nuevo gobernador pasó por encima de los cotos de poder, al privilegiar los perfiles para cada cargo del gabinete, antes que compromisos de tipo político. Por supuesto, hay amigos del nuevo titular del Poder Ejecutivo Estatal en su equipo de trabajo y se aprecia también el dominio del factor “paisanaje”; pero nadie puede negar que los felizmente designados cuentan con los requisitos suficientes para el cumplimiento de las obligaciones que les impone la propia constitución política de nuestra entidad.

En la configuración del gabinete impera, por encima de todo, el sentido común: un abogado, para la secretaría general de gobierno; un financiero, para tesorería; un médico, para salud; un productor, para agricultura; un político (a), para desarrollo social y humano; un empresario, para desarrollo económico; un académico, para educación; un prestador de servicios, para turismo; un especialista en el ramo de la construcción para Obras Públicas y un periodista, para comunicación social. Así fue. Así debería ser siempre. En esto no hay razón para inventar nada. Todo es tan claro como el aire de Sinaloa.

Y bueno, para puntualizar, son los casos de:

Gonzalo Gómez Flores, Carlos Ortega, Alfredo Román Messina, Juan Ruiz Habermann, Rosa Elena Millán Bueno, Javier Lizárraga, Enrique Villa Rivera, Marco Antonio Castro, Oswaldo López  y Alberto Camacho García, por ejemplo.

A estos nombres, debemos agregar algunos más en carteras eminentemente técnicas y prácticamente de nueva creación como lo son, por ejemplo, José de Jesús Galvez, en innovación gubernamental; Martha Cecilia Robles Montijo, en desarrollo sustentable y María Guadalupe Yang Rubio, en transparencia y rendición de cuentas.

Exactamente en los mismos criterios arriba citados, se encuadran los nombramientos de: Conny Zazueta, en la dirección del sistema DIF-Sinaloa; Papik Ramirez, en el Instituto Sinaloense de Cultura; Silvia Paz Díaz Camacho, en la rectoría de la Universidad de Occidente; de Paola Moncayo, en la dirección del Instituto Sinaloense del Deporte y de Juan Manuel Acuña hijo, en la coordinación de estrategia digital.

Los conocemos y los conoce usted, amigo lector: ¿podrá alguien decir, entonces, que carecen de perfil para el cargo?

Aclaremos, para finalizar con esto, que lo anteriormente expuesto no garantiza necesariamente el éxito de su misión; pero los criterios para su designación, a juicio del columnista, son correctos y de buena fe. Todos ellos conscientes, además, de que no habrá mucha tolerancia para sus  equivocaciones y que algunos de ellos se irán a casa antes de tiempo; pero es que  el periodo gubernamental es un año y dos meses menor al habitual y esto implica menores márgenes de error.

Salvo su mejor opinión, estimado lector.

= LAS CUOTAS DE PODER =

Y bien.

Meses atrás, al momento de dilucidar candidatos a los puestos complementarios a la planilla del PRI, ex gobernadores, ex aspirantes a la candidatura gubernamental y otros personajes de reconocido poder en el Estado, tuvieron manga ancha en la selección de los abanderados del partido (y sus aliados) a diputaciones locales, presidencias municipales, síndicos (a) procuradores (a) y regidurías. Algunos de ellos, incluso, se despacharon con la cuchara grande, en descarado atropello  – sin el menor rubor – de las aspiraciones de otros priistas con méritos indiscutibles y con larguísimos años en espera de la anhelada oportunidad.

Así, ocuparon las candidaturas a diputaciones, alcaldías y regidurías: incondicionales, socios, parientes en primero y segundo grado, amigos y amigas. Todo esto, en exigencia a la cobertura de las cuotas de poder, a las que aparentemente tienen derecho los llamados “santones” de la política sinaloense, según la praxis tradicional.

Sin embargo, ahora, en la integración del gabinete, tal práctica se ha reducido a su mínima expresión. El PRI, de hecho, les había pagado ya. Y Quirino también.

Sin embargo, Juan Millán Lizárraga hizo efectivo tal derecho, de nueva cuenta, una vez que expresamente le crearon la secretaría de Pesca, para su hijo Juan Ernesto Millán. Una secretaría limitada y chiquita, si quiere usted; pero secretaría al fin.

Jesús Aguilar Padilla, a su vez, logró la inclusión de Sergio Mario Arredondo en la dirección de COBAES y de Sergio Jacobo Gutiérrez, en la secretaría particular, entre lo más a la vista.

Francisco Labastida Ochoa, en cambio, falló en sus intentos de dejar en el gabinete a su hijo Francisco Labastida Gómez de la Torre; pero es altamente factible la ratificación de su hija Rocío en la dirección del Centro de Ciencias de Sinaloa, situación no oficial aún.

El senador Daniel Amador Gaxiola, por su lado, pelea, a brazo partido, para su grupo, una subsecretaría e importante número de direcciones en la SEPYC. Sin definiciones todavía.

Y  Jesús Vizcarra Calderón, parece ser el gran ganón: se la atribuye la subsecretaría de Gobierno, para Tony Castañeda; la subsecretaría de Planeación Económica, para Morayma Yaseen Campomanes; la dirección del DIF-Estatal, para Conny Zazueta; la dirección de Inspección y Reglamentos, para el joven Arturo Torres Sato; la coordinación de giras, para Raúl Carrillo y hasta la coordinación de comunicación social para Alberto Camacho García.

Todos ellos, lo puntualizamos, han llegado por méritos propios y cuentan con una formación de disciplina y trabajo, típica de la escuela vizcarrista. El padrinazgo también es muy importante en estos casos y el propietario de esa gran empresa de clase mundial que es SuKarne conservará intacta su vigencia a lo largo del gobierno actual.

Se da esto en otras aristas del gabinete gubernamental, no en el básico o legal, aclaremoslo. Su relevancia, sin embargo, no es menor.

¿Y que queda del ex gobernador Mario López Valdez? Nada, por ninguna parte. Bueno, si: el Procurador Marco Antonio Higuera Bernal, quien dejará el cargo tan luego el congreso del Estado aporte el marco jurídico para la creación de la fiscalía estatal y seleccione a su titular.

Así de fácil.

= EL LLAMADO DEL RECTOR GUERRA =

Por otro lado.

En cumplimiento a una añeja tradición universitaria, el doctor Juan Eulogio Guerra Liera, rector de la UAS, se dejó ver en el legendario edificio central para compartir la Rosca de Reyes, con personal de confianza y sindicalizado y con sus más cercanos colaboradores. Como de costumbre, la mañana del viernes anterior, no cabía un alfiler en los pasillos de la vieja casa rosalina, en esa zona de la ciudad impregnada siempre por una nostálgica (para el columnista) atmósfera estudiantil.

Y el escenario no pudo haber sido mejor para el mensaje de año nuevo del doctor Guerra, quien, en su discurso, tocó varios aspectos inherentes a su responsabilidad, la dinámica y el quehacer cotidiano de la Universidad Autónoma de Sinaloa.

Entre ellos:

= La indignación de la comunidad universitaria ante las políticas del gobierno federal en torno a la liberación de los precios de los combustibles y el llamado al presidente Enrique Peña Nieto a una reconsideración, ante la ola de protestas y reclamos que se extienden a lo largo y ancho del territorio nacional.

= La convocatoria a todos los universitarios – estudiantes, maestros, trabajadores, padres de familia – a cerrar filas en torno a la UAS y a redoblar compromisos por el fortalecimiento de nuestra máxima casa de estudios superiores.

Y además:

= Su confianza en el gobierno de Quirino Ordaz Coppel, con quien construirá una relación constructiva, de apoyo y respeto mutuo.

Todo esto, naturalmente, dentro de un entorno difícil para un 2017 que se ha complicado de sobremanera apenas en su primera semana; pero que representa, al mismo tiempo, un gran reto a superar para todo el pueblo mexicano.

Mensaje corto el del rector; pero claro y preciso.

Sencillamente.

= DE AQUÍ Y ALLA =

01.- En su primera semana como gobernador constitucional del Estado, tres giras de trabajo para Quirino Ordaz Coppel: la primera de ellas, por la villa de Ahome, municipio del mismo nombre, donde puso la primera piedra para la construcción de la base de la Cruz Roja y asistió, como invitado especial, a la sesión solemne de cabildo, en la conmemoración del centenario del ayuntamiento ahomese; la segunda, en Mazatlán, para colocar la primera piedra del Centro Regional de Rehabilitación Integral del DIF y la tercera (junto con el presidente municipal de Culiacán, Jesús Valdez Palazuelos), por Costa Rica, a fin de poner en marcha el programa integral de servicios públicos denominado “Rescate de los Sindicaturas”. La información al detalle, en la ventana de noticias del portal de internet www.jorgeluistelles.com.

02.- Juan Haberman, secretario estatal de agricultura y ganadería, se convirtió en el primer representante del nuevo gobierno en uno de los actos del calendario cívico sinaloense: encabezó la ceremonia conmemorativa al aniversario de la expedición de la primera ley agraria en México, lo que aconteció la mañana del viernes 06 próximo pasado. El nombramiento de Haberman, por supuesto, fue uno de los más celebrados por los productores sinaloenses, tanto del sector privado como del social.

03.- Finalmente, la comisión de Hacienda del Congreso del Estado, que preside el diputado Aarón Rivas Loaiza, terminó por aprobar el punto de acuerdo propuesto el martes pasado por la diputación del Partido Sinaloense (liderada por Víctor Antonio Corrales Burgueño), mismo que superó exitosamente la aduana del pleno, a pesar de las resistencias originales. Dicho punto de acuerdo consiste en una enérgica protesta por el aumento a los precios de las gasolinas y un llamado al presidente Enrique Peña Nieto a dar marcha atrás en su decisión. Poco se logrará, cierto; pero al menos se plasma una postura digna y categórica del partido comandado por Héctor Melesio Cuen Ojeda.

04.- Francisco Frías Castro, ex candidato independiente a la gubernatura de Sinaloa, dijo “sí” a la invitación del gobernador Quirino Ordaz Coppel, para ocupar la dirección del Instituto de Capacitación para los trabajadores del Estado. Y si Pancho Frías aún no asume es por problemas de salud de los cuales ya se recupera satisfactoriamente. Hay quienes critican la afirmación de Frías; pero la verdad es que se trata de una gran decisión para Sinaloa. Es el mismo caso de la doctora Silvia Paz Díaz Camacho, al aceptar la rectoría de la Universidad de Occidente.

05.- La diputada local Ana Cecilia Moreno Romero es ya la nueva presidenta de la Liga de Comunidades Agrarias de Sinaloa y se convierte, entonces, en la segunda  mujer en dirigir los destinos del sector campesino en la entidad (la primera fue Paula Moreno, hace como mil años). Releva en el cargo a Germán Escobar, quien tenía ya un tiempal como titular de la LCA. Ana Cecilia Moreno, mujer joven y entrona, de Sinaloa-municipio, deja en el camino al diputado federal Evelio Plata, quien sonaba para el cargo. Enhorabuena.

06.- También, como se anticipó en su momento, hay cambios en la presidencia de la Unión Ganadera Regional de Sinaloa. El productor de Mazatlán, Daniel Osuna Román, es el nuevo dirigente. Sustituye en el puesto a Faustino Hernández, quién había asumido el puesto desde finales de 2010, por presiones de Mario López Valdez, sin aun entrar en funciones como gobernador. Faustino, afortunadamente, tiene con qué entretenerse: es regidor del ayuntamiento de Culiacán. Así es la cosa.

Y:

07.- Expectación entre el sector femenil, ante la demora en la designación de la nueva directora del Instituto Sinaloense de las Mujeres. La última titular, Elizabeth Avila Carrancio, dejó el cargo desde el 30 de diciembre próximo pasado y de un momento a otro surgirá el nombre de la titular. Erika Sánchez, que fungía como presidenta del Organismo Estatal de Mujeres Priistas, parecía la carta natural; sin embargo, la situación cambió al ser llamada para ocupar la secretaría general del Comité Directivo Estatal del PRI, al lado del nuevo presidente, Carlos Gandarilla. Se aceptan apuestas.

= COLOFON =

“Refrendar afecto es el mejor camino del regocijo interno”, establece la tarjeta navideña firmada por Jesús Vizcarra Calderón, la que acompaña a su presente tradicional de la época y por lo cual le hacemos llegar nuestro respeto y agradecimiento.

Además del testimonio del conocido empresario, también agradecemos los últimos con los que nos halagaron en esta etapa que ya finalizó, de parte de Rosa Elena Millán Bueno, Jesús Higuera Laura, Karla Gabriela Peraza y de la joven Reyna Araceli Tirado, cuya gentileza agradecemos en forma especial.

Gracias pues y lo mejor para 2017, para todos nuestros amigos y quienes nos hacen el favor de seguirnos en nuestros diferentes vehículos de comunicación.

Una etapa quedó atrás y vienen cosas buenas, a pesar de todo. Espere noticias.

Así, con esto, nos vamos ya, con nuestros deseos de siempre: que Dios los bendiga.


Current track
Title
Artist