Imprimir Redacción | 18 de noviembre de 2014


Ante la falta aún de respuesta, por parte del Gobierno Federal, de destinar recursos extraordinarios para el cierre del año, la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) iniciará una jornada de reuniones con los padres de familia y con los consejos académicos regionales para informar de la situación crítica que vive la institución y solicitar su apoyo.

En entrevista, a través de los micrófonos de Radio UAS, y luego de concluir gestiones en las instalaciones de la Cámara de Diputados, en la Ciudad de México, el doctor Juan Eulogio Guerra Liera informó que, a escasos días para el cierre del presente año, no ha recibido una propuesta de las autoridades federales para contar con los 430 millones de pesos que se requieren, para cumplir con el pago de aguinaldo y otras prestaciones a los trabajadores.

El Rector de la UAS informó también que, como se hizo el año pasado, no se descarta la posibilidad de solicitar un préstamo bancario y, de igual manera, el apoyo del Gobernador del Estado, licenciado Mario López Valdez, con quien se reunirá esta semana, para poder cumplir con los compromisos con la planta docente y administrativa de la Universidad, personal jubilado y de confianza.

“A estas alturas no tenemos propuesta firme, una señal de que se puedan canalizar estos recursos y me preocupa que una institución de más de 141 años de tradición en la educación, que ha reafirmado su camino en base a la academia, a la pertinencia, la información transparente de los recursos y de la responsabilidad social se ponga en riesgo, y tengamos que asumir en esas posibilidades de salidas algunas que en lugar de estar dentro del aula tendríamos que de manera obligada acudir a otro tipo de forma de protestar para conseguir estos recursos”, externó.

Observó que cada fin de año se somete a prueba la fortaleza, la unidad y calidad de los universitarios pero aclaró que se siente apoyado por la comunidad de esta Universidad, de tal forma que, de ser necesario “como uno solo se pueda hacer equipo por una causa justa como es la de pelear por los recursos que le tocan a la UAS por derecho”.

Explicó que “este es un problema que se presenta de manera cíclica” y no es por falta de prevenir esta situación, ya que se ha venido atendiendo desde el rectorado del maestro Cuén Ojeda y también con el doctor Corrales Burgueño, sin embargo, en los últimos años se ha presentado un bono demográfico donde es mayor la cantidad de jóvenes que aspiran a ingresar al nivel medio superior y superior.

“En este año de 2014 nosotros solicitábamos al menos un presupuesto de 800 millones de pesos que nos permitiría, de acuerdo a nuestros cálculos, cerrar adecuadamente el año (…) si se suman los 300 millones que nos dieron para 2014 (en lugar de los 800) más los 430 millones que hoy hacen falta para aguinaldo y prestaciones prácticamente ahí están los 800 millones que nosotros solicitábamos; no son ocurrencias, lo hacemos con sentido de responsabilidad”, dijo.

Enfatizó que a estas alturas no se tiene ese monto de recursos para pagar aguinaldos y prestaciones y que el año pasado la situación fue similar pero se contó con el apoyo decisivo del Gobernador para cumplir adecuadamente.

El dirigente universitario agregó que el presupuesto de 2015 ya está aprobado para la Universidad y el momento que preocupa es el actual, donde se requiere de recursos para cerrar el 2014 requerimiento que en parte se deriva de los problemas estructurales que tiene la institución.

Citó entre los problemas estructurales la falta de fondos por parte del Gobierno Federal para el pago de más de 70 mil horas asignatura; más de 600 maestros de tiempo completo, el para el pago de jubilaciones dinámicas y esto hace crisis recurrente a fin de cada año.

“La UAS al menos en estos últimos años ha mantenido un compromiso social de abrir espacios para que los jóvenes puedan estudiar, pero no de manera demagógica, se debe entender que, al abrir espacios, se generan requerimientos para mantenerlos en el aula, desde equipamiento, edificios y otras condiciones (…) lo he dicho y lo voy a repetir en la Universidad Autónoma de Sinaloa el presupuesto es un tema inacabado”, expresó.

Señaló que lo que se aprueba con una proyección de un año anterior se desfasa por el esfuerzo que se hace para aceptar a los hijos de las familias sinaloenses que desean estudiar.

Guerra Liera opinó que si bien los funcionarios federales lo han recibido siempre desde el inicio de las gestiones y conocen de las necesidades de la Universidad la atención no se ha materializado en el presupuesto, por lo que calificó de desesperante que en la Reforma Educativa se establezca que las universidades que imparten el nivel medio superior para el 2020 atiendan a un porcentaje alto de jóvenes y el presupuesto para este propósito viene reducido en un 7.5 por ciento para 2015.

En ese sentido, recordó que recientemente fue recibido en el Congreso de la Unión por el presidente y el secretario técnico de la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos, diputado Jorge Federico de la Vega Membrillo, y licenciado Óscar Meléndez Chong, respectivamente, a quienes el Rector de la UAS les otorgó una explicación detallada de la situación financiera de la Universidad.

Finalmente, consideró que el Gobernador del Estado es amigo de la UAS y que ha demostrado, no de manera discursiva sino en los hechos, su preocupación por esta institución, y también reconoce el esfuerzo que ésta ha mantenido y que se traduce en su calidad académica y en la estabilidad social que representa para la entidad.