XXXIII celebración Universitaria de Día de Muertos.

30 de octubre de 2012

La Casa de la Cultura “Miguel Tamayo Espinoza de los Monteros”, de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), fue sede de la 33 Celebración Universitaria del Día de Muertos, que inauguró el rector Víctor Antonio Corrales Burgueño.

Acompañado del director general de Extensión de la Cultura, Carlos Maciel Sánchez, el Rector de la UAS manifestó que estas fechas son un buen momento para recordar a los seres queridos que “se han adelantado en el camino”, pero también para reflexionar sobre el sentido de la vida.

“Como universidad, conservamos y fomentamos estas tradiciones que de alguna manera conllevan valores como el respeto a la dignidad humana; quiero felicitar a todas y a todos porque esta tradición se siga conservando en la Universidad Autónoma de Sinaloa”, expresó a los asistentes.

Indicó que este tipo de eventos une a las personas a través del arte y la cultura, y además genera una identidad como sociedad.

Corrales Burgueño aprovechó el momento para hacer un reconocimiento público a las y los universitarios que pusieron en alto el nombre de esta institución en el pasado Festival Internacional Cervantino en Guanajuato, Guanajuato.

Por su parte, Maciel Sánchez, aclaró que la Celebración Universitaria del Día de Muertos no es para evocar la muerte sino la vida, ya que son los vivos los que pueden celebrar y cantar a la muerte, hablar de la parca y de los difuntos, ya que éstos últimos no lo pueden hacer.

“Hoy estamos paradójicamente para celebrar la vida y para recordar a nuestros muertos (…) desde la Universidad Autónoma de Sinaloa, el alma por excelencia de la cultura de nuestra entidad, nuestro altar mayor está dedicado a rescatar para la memoria a quienes han dado identidad a nuestro estado, patria y cultura”, expresó.

El funcionario universitario explicó que este año, para el altar monumental se eligió al último de los guerreros tahues, Ayapin, cuya lucha en el siglo XVI simboliza la resistencia a la opresión y barbarie de los conquistadores encabezados por Nuño de Guzmán.

La obra principal de la exposición en la Casa de la Cultura estuvo a cargo del maestro Jorge Luis Hurtado Reyes, quien dirigió a un grupo de alumnos para la elaboración de la misma, la cual llevó un tiempo de realización de tres meses.

Posteriormente a la inauguración se realizó un recorrido por los diferentes trabajos de unidades académicas y organizacionales que participaron en el concurso de altares, que se instalaron en la Plazuela “Antonio Rosales”, así como la premiación de los tres primeros lugares.

En representación de la directora del Instituto Sinaloense de la Cultura (ISIC), María Luisa Miranda, asistió Alberto Soria, quien agradeció el esfuerzo que la Casa Rosalina realiza para seguir conservando las tradiciones.

CARÁCTERÍSTICAS DEL ALTAR PRINCIPAL:

Es un altar de origen prehispánico, es de una sola pieza, no de niveles. Está dedicado a Ayapin, último cacique tahue que defendió a Culiacán de la invasión de los españoles por siete años, y que sucumbió ante el yugo de los extranjeros y sus armas. Fue capturado y desmembrado en lo que hoy es la Plazuela de Catedral.

Los elementos que predominan en este altar son las armas y armaduras españolas, calaveras, dibujos de figuras prehispánicas en relieve, diferentes platillos y dulces tradicionales, elaborados con técnicas de acrílico, bajo relieve, papel maché, pintura al óleo y pasta francesa.

[scrollGallery id=1295]


Current track
TITLE
ARTIST